Jueves, 5 Marzo, 2020 - 09:54

Cuesta busca implementar un proyecto para ayudar a niños y adolescentes con déficit de atención

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La diputada Elida Cuesta pretende la implementación de un sistema de protección integral de niños, niñas y adolescentes con diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) por medio del Proyecto de Ley N° 4820/16, el cual se encuentra en tratamiento en las diferentes comisiones legislativas. La iniciativa tiene como objetivo ampliar los derechos de esta franja etaria en materia sanitaria. La legisladora argumenta que la iniciativa pretende velar por la protección integral de los pacientes con diagnóstico de TDAH y de su familia para que puedan tener acceso a una educación acorde con sus capacidades y habilidades, insertarse en el medio social y desarrollar sus potencialidades cognitivas.
 
La autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud Pública, en coordinación con la cartera de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Chaco. El TDAH es una disfunción de origen neurobiológico e insuficiencia de sustancia química en áreas clave del cerebro que son responsables de organizar el pensamiento y provoca un grupo de comportamientos caracterizados principalmente por el déficit de atención, impulsividad e hiperactividad y condicionantes socioambientales.
 
Cuesta considera que el proyecto pretende ayudar a los niños y sus familias a afrontar las difíciles situaciones que se presentan a raíz de este trastorno. “Nuestros niños, niñas y adolescentes tienen que estar amparados por las leyes provinciales y es de suma importancia que sus representantes trabajen en iniciativas que permitan mejorar su calidad de vida, como también acompañar y apoyar a sus familias a transitar cada etapa no solo de salud, sino también educativas”, remarcó.
 
Además, dentro de los fundamentos, la legisladora provincial destaca que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta afección es una de las más comunes en la infancia y es de vital importancia incorporar normativas que den visibilidad y promoción al TDAH, porque existen muchas familias que desconocen la enfermedad.