Jueves, 24 Septiembre, 2020 - 20:55

Cuando de inclusión se habla la participación no debe estar vedada para nadie.
(*) Por María Elena Vargas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Al conmemorarse el 23 de septiembre día internacional de las Lenguas de Señas, en el mundo se aconseja que se debe proporcionar acceso a la interpretación profesional del lenguaje de señas en el ámbito de servicios públicos, como la atención médica, la educación o el sistema de justicia. El chaco tiene una ley que crea el Servicio de Atención en la Lengua de Señas Argentinas, sancionada en el año 2007 de autoría de los entonces Diputados Chomiak Maria Luisa, García Miguel, Bertoli Olga y la que suscribe Vargas María Elena; si priorizamos la inclusión como política de Estado, esta Ley se debe cumplir en  todo el ámbito provincial. 

En el año 2007 sancionamos la Ley Nro 1612-A (Antes Ley 6080) en la cual se crea el Servicio de Atención en la Lengua de Señas Argentinas, en el marco de la Ley 1242-E, El mismo va destinado a personas mudas, sordas e hipoacúsicas en los entes centralizados y descentralizados de la Administración Pública Provincial, empresas del Estado Provincial y en la Policía de la Provincia,  donde exista atención directa al público, con el objeto de satisfacer su demanda de comunicación para la realización de todo tipo de trámites, que estará a cargo un agente publico provincial para interpretar y expresarse en la Lengua de Señas Argentina-L.S.A. 

El Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, deberá capacitar a través de las Escuelas o Institutos de Educación especial  en Lengua de Señas Argentinas, a los agentes de cada organismo público que presten voluntariamente su conformidad para la realización de dicha tarea. Si los postulantes fueren más de uno por repartición, se seleccionara el mismo por concurso de antecedentes y oposición.

El agente publico provincial que se desempeñe en el servicio de Atención de Lengua de Señas Argentinas – L.S.A-, recibirá un certificado que acredite puntaje en su currículo y una bonificación adicional especifica por la dedicación realizada, mientras ejerza este servicio.

Esta Ley invita a todos los municipios de la provincia y demás Poderes del Estado Provincial, a dictar la normativa necesaria para incorporar al servicio de Atención de Lenguas de Señas Argentinas – L.A.S. -, en sus respectivas oficinas de atención directa al público, con la finalidad de brindar una atención igualitaria a todos los ciudadanos.

Ante este estado de situación, debemos crear conciencia sobre los derechos humanos y legislación vigente para garantizar su inclusión por encima de las barreras de comunicación que interfieren con el derecho de acceder a todos los servicios públicos por las personas sordas, comenzando con la dificultad para obtener información. Ya que en algunas situaciones específicas afecta a la privacidad de las personas cuando se la dan a terceros.

Si priorizamos la inclusión como política de Estado, esta Ley se debe cumplir en  todo el ámbito provincial.  Seguiremos bregando por su cumplimiento, sabemos que enseñar, conocer y entenderse con soltura en lengua de señas es fundamental para la inclusión, sin ella, las personas con discapacidad auditiva pierden el acceso a la información y a la interacción diaria con amigos y seres queridos, o en este caso particular cuando deban asistir a una oficina pública sientan comodidad al ser atendidos y se cumplan sus derechos fundamentales.