Jueves, 7 Mayo, 2020 - 18:33

Crisis Económica Mundial 2020
(*) Por Mauricio Ferro

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Tiene sentido el título del trabajo, debido a que la materia incide en la órbita económica mundial, pero el tema en cuestión lo definiría como a una Crisis Eco-Sanitaria Mundial, es decir, se ha generado tal desbarajuste  globalmente y con agravantes en todos los países, tales como: deuda, sistema de salud, inexistencia de insumos necesarios para la desinfección, economías vulnerables.

Impresiona como un virus, denominado Covid-19, ha penetrado las fronteras internacionales y mundiales, por todos los medios de acceso, el más involucrado en nuestro país es el aéreo y toca las puertas gubernamentales demandando una acción.

Países como el nuestro y el vecino Paraguay, han tomado medidas inmediatas, a menestar del otro mal que podría generar el virus que es el desborde del sistema de salud nacional de cada uno. Es así, que como estos países, hay otros que ni siquiera han tomado cartas en el asunto, y otros  tantos, que tomaron decisiones como las nuestras, ya tarde.

Bajo mi pensar, demuestra que todo lo referido a “globalización” deja mucho que desear, los participantes jurisdiccionales si así lo puedo decir del mundo, cada uno ha tomado una decisión distinta a la de los otros lo cual me lleva a decir que solo se aguarda una vacuna y que la crisis en base a esto no tiene techo en el corto plazo.

En medio a las cuestiones económicas, no es mucho más de lo que se pueda analizar debido a que es de público conocimiento la proyección de perdida que habrá globalmente. El F.M.I estimó que la economía global sufra una brusca contracción de -3% en este año 2020, mucho peor que la registrada durante la crisis financiera de 2008–09 que fue de un -1.1%. En nuestro país, en términos económicos, la proyección dio alrededor de 6,5 puntos del P.B.I según lo  también anunciado por el mismo organismo.

En cuanto a las medias económicas adoptadas por los países en términos globales, TODAS están orientas al corto plazo, y podemos encontrar incidencias entre estas:

• Baja en la tasa de interés

• Aumentos en el presupuesto de salud, en pagos por enfermedad y prestaciones especiales para los desempleados y los negocios con problemas

• Bonificación de las cuotas a la Seguridad Social

• Facilitación a la adaptación de la jornada laboral y el teletrabajo siempre que ello sea posible

• Pactos entre empresarios y gremios para una reducción en salarios más altos

Solo en estas medidas, que en algunos países son más y en otros menos, faltaría el análisis de efectividad de las mismas, es decir, si ellas han contribuido a la mejora económica de los sectores afectados, y si lo fue; ¿llega a tiempo? Ahora analizaremos las medidas tomadas por el gobierno de turno en nuestro país y sus organismos descentralizados, y ya con conocimiento de causa, su efectividad.

En nuestro país se ha tomado una batería de medidas consistentes en:

• IFE (Ingreso Familiar de Emergencia)

• Consejos financieros para hacer trámites

• Extensión del programa Ahora 12

• Bonos (AUH-Fuerzas de seguridad-Trabajadores de salud-Jubilaciones)

• Medidas para importaciones y exportaciones (aceleración de reintegros y eliminación de impuestos a la importación de insumos críticos)

• Beneficios para empresas, monotributistas y autónomos

• Suspensión temporaria de los cortes de servicio

• Congelamiento de alquileres y suspensión de desalojos

• Medidas tributarias nacionales. (programas publicados con la siglas PEN)

En fin, se estima una cuantía de aproximadamente 30 medidas puestas en marcha para paliar las consecuencias del coronavirus.

Desde el punto de vista de su efectividad, podemos ver dos situaciones en distintas orillas; uno es que si analiza las perspectivas de todas las medidas, estamos en condiciones de afirmar que son meramente acertadas las mismas, ahora bien, la ayuda no es inmediata, claramente el gobierno está fallando en la posibilidad de que las mismas lleguen a los afectados en la brevedad.

Por ejemplo al caso, la medida más conocida es el I.F.E, la misma esta para acompañar a personas que no están en trabajos formales y a monotributistas de las categorías más bajas (CAT: A, B). El total de beneficiarios fue de 7.800.000 personas de las cuales faltan cobrar 4.000.000, es decir, aun un 50% no tuvo acceso al mismo y se calcula que podrían terminar de cobrarlo a fines del mes de mayo (y ya se anunció una vez más la continuidad del I.F.E).

Para finalizar, el análisis, es profundo y hay muchas situaciones y/o contextos que ameritan ser revisados a los fines de lograr tener una visión más que clara. Pero ya con lo hasta aquí investigado, da un panorama de la situación. Si tendría que aconsejar con la información adquirida, diría que tenemos que ser más cautelosos a la hora de pedir a gritos la liberación de la cuarentena, ya que es de público conocimiento la presión mediática por el cese de la misma.

Da miedo la incapacidad del Sistema de Salud Argentino para soportar una ola de contagios. Creo que el gobierno argentino va acertando en ir liberando determinadas actividades, pero tendría que hacerlo más estáticamente y no cada fin de una etapa de la cuarentena.

Para finalizar este ensayo, anexo la cantidad de camas destinadas especialmente para individuos con complicaciones por Covid-19  en la provincia del Chaco y además las recomendaciones en medidas económicas dadas por el F.M.I a los países que afrontan al virus.

Sistema de salud de la provincia del Chaco:

ATENCION!!! 162 camas, y hay 369 casos positivos. 

Recomendaciones Económicas por el Fondo Monetario Internacional:

(*) Por Mauricio Ferro