Jueves, 4 Junio, 2020 - 10:48

“Creemos que Madeleine McCann está muerta”: la devastadora conclusión de la fiscalía alemana

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un prisionero alemán que fue identificado como “Christian B.” -de acuerdo al diario británico The Telegraph- es el principal sospechoso del secuestro y desaparición de Madeleine McCann el 3 de mayo de 2007 en un complejo hotelero en Praia da Luz, Algarve, en Portugal. La noticia sobre la detención constituye el mayor avance en la investigación en los últimos 13 años de búsqueda según sus padres, Kate y Jerry.

Este mediodía, en rueda de prensa, las palabras del portavoz de la fiscalía alemana de Braunschweig -que coordina las pericias con sus pares portugueses y británicos- fueron concluyentes y no dieron esperanzas de encontrar con vida a la pequeña Maddie: “Creemos que Madeleine McCann está muerta”, dijo Hans Christian Wolters. Por tal motivo el caso será tratado como “homicidio”.

“Christian B.”, de 43 años, fue condenado por tráfico de drogas y fue declarado culpable en un tribunal alemán el año pasado de violar a una pensionista en Portugal, según el periódico Der Spiegel. Los informes también indican que el condenado tiene dos condenas previas por “contacto sexual con niñas”. Permanece alojado en un centro penitenciario de aquel país.

Wolters dio una descripción del presunto secuestrador de Maddie: “Es un delincuente sexual que ha sido condenado en varias ocasiones también por abuso sexual contra niños. Actualmente está en prisión por un asunto diferente. Entre 1995 y 2007 pasó tiempo regularmente en Algarve, pasó tiempo en una casa entre Lagos y Praia da Luz. Hasta donde sabemos durante ese tiempo en el área de Lagos, tuvo varios trabajos ocasionales, entre otros en el sector de la restauración. El sospechoso ha admitido robos en centros turísticos y apartamentos vacacionales y también en el tráfico de drogas”.

El depredador sexual vivió en Portugal entre 1995 y 2007. Más precisamente en Algarve. En ese lugar fue secuestrada de su habitación de hotel Madeleine mientras sus padres estaban en un restaurante a pocos metros del complejo. El último lugar de residencia de “Christian B.” en Alemania había sido Braunschweig y es por eso que la fiscalía de esa ciudad del centro-norte del país lleva adelante estas nuevas pistas.

Los padres de la niña -quien hoy tendría 17 años- dijeron a través de su portavoz Clarence Mitchell que pensaban que los acontecimientos en el caso de su hija eran muy significativos. “Nunca perdieron la esperanza de que la pudieran encontrar viva, pero son realistas”, dijo en la BBC. y agregó que teniendo en cuenta las novedades recientes “quieren que todo se centre en la investigación”.

“De todas las miles de pistas y potenciales sospechosos que han sido mencionados en el pasado o discutidos en los medios de comunicación, nunca ha habido algo tan claro como eso, no sólo de una, sino ahora de tres fuerzas policiales”, dijo. Según dijo el representante, es “la pista más significativa” en tantos años de búsqueda.

Sin embargo, matizó la situación. “Son realistas y dicen que cualquiera que sea el resultado de este llamamiento y el trabajo policial, necesitan saberlo porque necesitan encontrar la paz. Simplemente quieren establecer lo que le sucedió a su hija, averiguar la verdad y llevar a la justicia a quienquiera que sea responsable de su desaparición”, añadió. Madeleine desapareció a los tres años de un apartamento en un complejo vacacional en el sur de Portugal en 2007, lo que dio lugar a una enorme investigación. La policía portuguesa cerró su caso en 2008, pero las teorías sobre lo que podría haberle ocurrido a la niña siguen girando.

Fuente: 
Infobae