Lunes, 6 Julio, 2020 - 12:09

COVID-19 en las cárceles: se recuperaron los 41 internos contagiados en la provincia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El subsecretario de Planificación de Seguridad y Justicia de la provincia, Leandro Álvarez, confirmó que los 41 casos de coronavirus en comisarías y unidades del servicio penitenciario se recuperaron tras cumplir con el aislamiento correspondiente.

Álvarez señaló que actualmente el centro detención de Barranqueras, donde permanecieron aislados en su mayoría, fue liberado para tal fin. “El centro de Barranqueras se liberó con la cantidad de tenciones domiciliarias que se otorgaron y con la reasignación de las personas a las comisarías”, explicó.

“De los 41 casos que llegamos a tener, la totalidad se recuperó. Solo una persona privada de su libertad tuvo que recibir asistencia médica, el resto contó con el seguimiento por parte de enfermeros y salud pública en el centro transitorio de Barranqueras”.

PROTOCOLOS

En la misma línea, el subsecretario se refirió a los protocolos de seguridad redactados tanto para el servicio penitenciario como para las comisarías en el marco de la pandemia. “Nos permite contar con instrumentos que unifiquen las actuaciones del personal policial y de penitenciarios en toda la provincia”, destacó.

Explicó que “se prevén una serie de medidas siempre teniendo en cuenta el virus y con el protocolo las posibilidades de contagio se encuentran fuera de los lugares de detención y por ende el riesgo de la circulación del virus se da con las personas que ingresan a estos lugares”.

Sobre la forma de trabajar, detalló: “A los integrantes de ambas fuerzas se les exige el mantenimiento de distancia social, el uso de elemento de bioseguridad y la distribución del personal en grupos de trabajo que siempre estén integrados por las mismas personas. Esto con miras de evitar la propagación del virus, si un oficial o personal del servicio penitenciario se contagia pero también para localizar más rápido el grupo con el cual esa persona pudo haber tenido contacto”.

VISITAS Y CELULARES

En cuanto a las personas que llegan a visitar a los internos y el uso de celulares en los pabellones, Álvarez contó que “se estableció una reducción y restricción del número de visitas y, en miras de compensar esa situación es que se regula el uso de teléfonos móviles”.

“En el servicio penitenciario se cortaron las visitas desde el día uno y en comisarías esto se dio de manera gradual sobre todo cuando tuvimos 41 contagios en comisarías, que se trasladaron al centro de detención de Barranqueras, destinado a este fin”, indicó.

En esa línea, el funcionario provincial aclaró que “el estado no le da celulares a todas las personas privadas de su libertad por el contrario se regula 4 situaciones: la persona privada de la libertad ingresa tanto a una unidad penitenciaria como a una comisaría y, al hacerlo, declara el celular que tiene en su poder; una persona que ya cuenta celular puede regularizarlo o declararlo; el privado de libertad que no tiene celular puede pedir a un familiar o allegado que le acerque uno; solamente cuando no se puede dar ninguno de los supuestos mencionados, la persona puede usar el celular que tenga el centro de detención o la comisaría donde se encuentra”.

“En todos los casos, el uso está regularizado bajo normas estricta tanto por protocolos o órdenes generales,  lo que implica que no se puede usar en cualquier momento o lugar”, aseguró.

Reconoció que “puede darse que, a pesar de la implementación de estas medidas, que ciertas personas privadas de su libertad se contagien. Por eso se prevén centros transitorios de detención para pacientes COVID-19, para aquellas personas que no necesitan internación en una unidad sanitaria. Los 14 días de aislamiento lo extendimos a 21 días; se mantiene el hisopado y prevemos todas las cuestiones porque es una población sana”, concluyó.

Pulsa aquí para comentar en Facebook