Martes, 12 Mayo, 2020 - 17:59

Corrientes habilitó la práctica del remo con un estricto protocolo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El remo se convirtió hoy en la segunda actividad deportiva habilitada para su realización en la fase cuatro de la cuarentena preventiva del coronavirus en Corrientes, bajo un estricto protocolo diseñado por las autoridades locales junto a la Prefectura Naval Argentina. 
 
Luego de 53 días sin actividad, la provincia de Corrientes habilitó esta mañana la salida de botes individuales, luego de que el sábado pasado el gobernador Gustavo Valdés permitiera la práctica de deportes dentro de las nuevas excepciones a la cuarentena que incluyó el tenis, el paddle, el ciclismo, la natación, equitación, caminatas y trotes recreativos. 
 
En la capital y las localidades de Virasoro y Goya se autorizaron salidas a remar con entidades que se encuadran en las exigencias preventivas, según informaron fuentes del sector. 
 
"Se trabajó en articulación con las municipalidades y con la Prefectura, bajo la línea clara de que lo habilitado comprende deportes individuales, no grupales", especificó el secretario de Deportes de Corrientes, Jorge Terrile, en diálogo con Télam. 
 
El funcionario explicó que los palistas deben salir de a uno y con los cuidados que impone Prefectura, ya que el río Paraná, en los casos de Corrientes y Goya, está una etapa de bajante pronunciada, por lo cual el circuito se encuentra muy cerca del canal de navegación de grandes embarcaciones". 
 
"A partir de esta experiencia y evaluando cómo se da el reinicio de la actividad, la municipalidad de la capital también analiza habilitar un circuito de kayak desde la playa Arazatí e incluso establecieron contacto los aficionados al kitesurf para poder retomar las prácticas", indicó Terrile. 
 
Mientras tanto, el protocolo que se puso en vigencia hoy incluye 12 puntos como el cierre de los vestuarios, uso obligatorio de barbijos y alcohol en gel, la determinación de turnos de hasta una hora a partir de las 8 hasta las 13,30, distanciamiento social de un metro y medio y suspensión de actividades cada una hora para la desinfección de botes, remos y asientos, entre otros. 
 
Fuentes del sector indicaron a Télam que para la confección de ese protocolo se trabajó con la Asociación Argentina de Remo y toma como antecedente el reinicio de las actividades en Uruguay el fin de semana pasado. 
 
El Club de Regatas Corrientes, con 60 botes, es el de mayor participación en la disciplina y el coordinador del área de remo, Harris González, explicó que allí unos 170 socios están inscriptos en los ejercicios recreativos y en diversos planteles, aunque no están autorizadas las competencias. 
 
"El calendario de competencias iniciaba después del 20 de marzo, por lo que dependemos de que se habilite toda la actividad en el país, a partir de lo cual opino que debería abrirse un periodo de entre 45 y 60 días para un entrenamiento especial", le dijo el entrenador a Télam. 
 
Durante los 53 días sin actividades en el agua los planteles competitivos del Regatas debieron realizar entrenamientos para mantener la forma física en forma virtual, una vez por semana, complementadas con competencias digitales", explicó González. 
 
"Lo más importante en este tiempo fue mantener la motivación de los remeros de los planteles promocionales y competitivos", indicó González, quien afirmó que el reinicio de las salidas coincide con una condición favorable del río, "porque al estar bajo disminuyen las corrientes, no transitan lanchas y se disfrutan paisajes maravillosos en un circuito privilegiado". 
 
 
Fuente: 
Télam