Miércoles, 2 Septiembre, 2020 - 13:53

Convergencia Social tras la nueva ordenanza tributaria: “Existía una propuesta superadora”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Desde el espacio interno de la UCR emitieron un comunicado apuntando contra la nueva ordenanza tributaria que se aprobó en el Concejo de Resistencia el último martes.
 
La nueva norma deroga la Ordenanza 13.258 que había aumentado impuestos y que generó que se llegue hasta la justicia. “En términos generales y estimativos, habría un descuento inmobiliario de entre un 32% y 36% sumado al 10% por pago anticipado o en término, mientras que las tasas de servicios tendrían un 17% de rebaja si se cumplen con las mismas pautas. Entre ambos conceptos habría alrededor de un 60% de descuento para los vecinos de Resistencia”, explicaron los concejales impulsores del proyecto.
 
La ordenanza fue presentada por la concejal del Frente Chaqueño Alicía Frías y por los concejales radicales Dino Ortiz Melgratti (del espacio Nea) y Carla Cantero (de Sumar) y además de sus votos, en el recinto también votaron a favor los cinco concejales pertenecientes al bloque CER: Agustín Romero, Katia Blanc, Mario Delgado, Soledad Villagra, y Jorge Woznizcka.
 
Los otros dos concejales del bloque UCR, la presidente Teresa Celada (de Convergencia Social) y Carlos Salom (de Encuentro Cívico), habían criticado el proyecto.
 
En este contexto, desde Convergencia Social, el espacio interno del radicalismo, emitieron un comunicado en el que aseguran que “el Intendente encontró a los mejores aliados para marketinizar un nuevo medio impuestazo”.
 
Dejemos claro que, si bien es menor el monto a pagar, existía una propuesta superadora que cuidaba el bolsillo de los vecinos, y no era mera demagogia, porque esta iniciativa se presentó antes de que se declare la cuarentena, que puso en jaque las economías familiares”, señala el escrito haciendo referencia a la propuesta que había presentado el bloque radical para que los incrementos estén atados a la inflación.
 
A CONTINUACIÓN, EL COMUNICADO COMPLETO
 
Luego de la Sesión Especial N° 9 del Concejo Municipal de Resistencia, en la que se derogó la Ordenanza 13258, conocida como la de impuestazo, la mesa de trabajo de Convergencia Social- UCR expresó: “El Intendente encontró a los mejores aliados para marketinizar un nuevo medio impuestazo”.
 
Esta ordenanza derogada el día 1 de septiembre, que ya la Justicia había dejado sin efecto meses atrás, fue reemplazada por una nueva, en la cual algunos por ejemplo, del 300% de aumento que recibieron en sus impuestos este año con la 13258, ahora pagarán un 150%.
 
Pasando en limpio el que pagaba $800 por mes el año pasado, con el Impuestazo pasó a pagar $2.400, con la nueva pagará $1.500, cuando el proyecto de la UCR, que nunca fue tratado por el Concejo, buscaba que la cifra ronde los $1.100. Dejemos claro que, si bien es menor el monto a pagar, existía una propuesta superadora que cuidaba el bolsillo de los vecinos, y no era mera demagogia, porque esta iniciativa se presentó antes de que se declare la cuarentena, que puso en jaque las economías familiares.
 
Si bien este nuevo proyecto tuvo el acompañamiento de algunos correligionarios, lo cierto es que María Teresa Celada representante de la UCR y también de Convergencia Social, siempre estuvo del lado del vecino, no sólo no votando el Impuestazo y presentando una alternativa en enero, sino que además no interpuso intereses personales o políticos antes que los de la comunidad.
 
Es evidente que el Ejecutivo Municipal no le interesa perjudicar al vecinos con los aumentos, sino que además sigue endeudándolos, porque conjuntamente con el medio impuestazo se aprobó un leasing para la compra de vehículos y un nuevo crédito por 100 millones, para pagar deudas vencidas, a acreedores que no se detallaron en el proyecto.
 
Pedimos a la ciudadanía cautela, todavía se desconocen los procedimientos que se seguirán a partir de que entre en vigencia la nueva Ordenanza. Nuevamente somos víctimas de la improvisación”.
 

Notas relacionadas