Martes, 1 Octubre, 2013 - 16:46

Contratados de Educación denuncian discriminación por no haber pasado a planta

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Aseguran que no son incluidos en los listados por "no pertenecer al Partido Justicialista y no militar la campaña del Frente para la Victoria".

Trabajadores del Ministerio de Educación denunciaron que fueron discriminados por el Gobierno provincial y que han sido excluidos de los listados de pase a planta "por no pertenecer al Partido Justicialista y no “militar” la campaña del Frente para la Victoria".
 
Un total de 16 contratados, dependientes del Ministerio de Educación, realizaron hoy, una denuncia pública por sentirse "discriminados por el gobernador Capitanich al quedar prácticamente fuera del pase a planta por no estar dentro del sistema P.O.N. y cobrar a través de órdenes de pagos, explicó Marta Pascua, una de las delegadas de los trabajadores, quien agregó: “Estamos siendo discriminados por este gobierno por no compartir su ideología política y nos inventan excusas para que nuestras carpetas sigan archivadas en cajas dentro de las oficinas del Ministerio de Educación, queremos que se respete la Ley 6655 que nos ampara, queremos nuestra estabilidad laboral como nos merecemos, tenemos familias e hijos y por eso estamos hoy denunciando a este gobierno que nos deja fuera de lo que hoy nos pertenece”.
 
Por su parte, Noelia Aquino alegó: “Hemos agotado todas las vías administrativas correspondientes y solo nos responden que quedaríamos afuera por no estar dentro del sistema P.O.N. Nosotros conocemos casos de trabajadores que estaban en nuestra misma condición y hoy ya son empleados de planta. El Gobernador dijo en rueda de prensa que el total de contratados pasarán a planta antes del 15 de Octubre pero  nuestras carpetas siguen durmiendo archivadas, todo esto para evitar que nosotros pasemos a planta, exigimos que Capitanich cumpla con su promesa”.
 
Los trabajadores anunciaron que  llevarán adelante este miércoles por la mañana una asamblea en las instalaciones del Ministerio de Educación, para evaluar un plan de lucha y  las medidas a seguir, entre ellas realizar presentaciones y  denuncias en el INADI, el Defensor del Pueblo y a la Comisión de derechos Humanos de la legislatura provincial.