Martes, 7 Enero, 2014 - 12:07

Condenaron a un médico por dar por muerto a un recién nacido que esta vivo y hoy es un niño de once años

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Justicia santafesina condenó a un médico de la localidad de San Jorge que declaró a un bebé muerto al nacer cuando estaba en realidad con vida y hoy tiene once años de edad.

El fallo, que contempla una indemnización a cargo del gobierno provincial para los padres de 225 mil pesos, que con los intereses llegaría a 500 mil, fue tomada por el Tribunal Civil, Comercial y Laboral de San Jorge, a cargo del juez Tristán Regulo Martínez.

La sentencia que encontró que el médico Héctor Cumino actuó con negligencia e imprudencia, y una junta médica determinó que no se efectuó de manera correcta la constatación para determinar el estado del recién nacido y que la atención que se le brindó "no fue la adecuada".

El fallo, informado por el diario La Capital, refiere a los hechos ocurridos en el SAMCO (Servicio para la Atención Médica de la Comunidad) de San Jorge el 19 de febrero de 2002. En ese centro asistencial, Cumino asistió a María Esther Merciel en su alumbramiento del bebé al que dio por muerto.

El profesional extendió un certificado de defunción al padre del bebé, José Antonio Ofteter, que enseguida se dirigió a una funeraria para tramitar la inhumación del pequeño.

Poco después, Ofteter llegó al hospital con el dueño de la funeraria, el cual portaba un cajón de pequeñas dimensiones. Luego de que el bebé permaneciera tres horas apoyado desnudo sobre una fría mesa de mármol fue el encargado de la funeraria el que se vio sorprendido cuando al levantarlo, el mismo abrió los ojos y comenzó a llorar.

Una mucama del servicio fúnebre avisó a las autoridades sanitarias y se dispuso que el bebé fuera trasladado al Hospital Pediátrico Alassia, de la ciudad de Santa Fe.

Durante el traslado, el bebé sufrió dos paros cardíacos, pero fue revivido gracias a la acción del médico de guardia que lo acompañaba, Ángel Bracco. El bebé, tras el percance, sobrevivió y hoy tiene once años, con buen estado de salud en general, aunque con una secuela visual que podría atribuirse a su accidentado nacimiento. 

Fuente: 
Noticias Argentinas