Martes, 26 Mayo, 2020 - 15:48

Condenaron a 16 años de prisión al hombre que apuñaló y mató a un policía en Napenay

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Cámara Segunda Criminal de Sáenz Peña hizo hoy oficial la sentencia N°20 que condenó a 16 años de prisión al acusado Hugo Orlando Gómez por el homicidio al policía Gastón Ojeda, ocurrida en el año 2018.

La jueza Rosana Glibota, en los fundamentos de su sentencia, señaló que con los elementos de juicio recabados en el curso de la audiencia oral y pública, “es posible tener por acreditado con grado de certeza absoluta y con base en pruebas categóricas y concluyentes, que el día 4 de marzo de 2018 se produjo el deceso de quien en vida fuera Gastón Hernán Ojeda”.

Además, aseguró que “el autor del acometimiento fatal, fue el acusado Hugo Orlando Gómez”. Los diferentes testimonios en la causa confirmaron distintos aspectos vinculados al hecho y también reafirmaron a Gómez como la persona que apuñaló a Ojeda con un cuchillo aquel día. Esta acusación sería posteriormente aceptada por el propio Gómez, quién también  confesó que aquella herida, fue la que le produjo la muerte.

Cabe recordar que el titular del Ministerio Publico, con adhesión del Querellante Particular, encuadraron el accionar de Gómez en la figura de "Homicidio agravado". La Defensa solicitó que se lo enmarque como un "homicidio en estado de emoción violenta".

Sin embargo, la Jueza consideró que Gómez “actuó voluntariamente y con pleno conocimiento de todos los elementos que componen el tipo en su aspecto objetivo”.

Para Glibota no se pudo comprobar que Gómez haya matado al policía Gastón Ojeda por su condición de funcionario policial tal como afirmaban el Ministerio Público y el querellante, tampoco se pudo probar que haya actuado por emoción violenta como decía la defensa. “No existen elementos de juicio que permitan respaldar la presencia de un estado de emoción violenta que atenúe la responsabilidad del imputado Hugo Orlando Gómez”, sostuvo.

“Tuvo una clara intención homicida”

La sentencia señaló que la ubicación de la lesión (región del tórax) y el medio empleado para provocarla (un cuchillo de unos 20 cm. de hoja), revelan “la clara intención homicida del acusado, debiendo ponderarse además que este se desempeñaba como carnicero, con lo cual es innegable el conocimiento que tenía de las consecuencias lesivas que tendría una lesión de esa naturaleza con un cuchillo en una zona vital del cuerpo”

Por todo lo expuesto y una causa caratulada como homicidio, la Jueza Rosana Glibota impuso a Hugo Orlando Gómez la pena de dieciséis (16) años de prisión y la inhabilitación absoluta por igual tiempo de la condena.