Domingo, 24 Junio, 2018 - 11:10

Concejales critican a Capitanich por adherirse al paro nacional

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El bloque Vamos Chaco del Concejo Municipal de Resistencia, representados por su Presidente María Teresa Celada (UCR Convergencia Social), y los ediles José Barbetti (UCR NEA) y Martín Bogado (Coalición Cívica ARI), expresaron su rechazo al paro nacional convocado para el lunes 25 de junio, y criticaron al intendente Jorge Capitanich "por haber apoyado y adherido al mismo", indicando que “quienes somos electos por el voto popular no podemos, ni debemos, realizar un paro. Que cada uno haga las valoraciones que desee sobre la situación, pero que un Intendente pare es de los más irresponsable y desconsiderado hacia los vecinos de la ciudad”.

Los ediles se refieren así al anuncio que el intendente realizó junto a sus pares de Fontana y Puerto Vilelas, de adhesión al paro nacional. “Una cosa es manifestar su apoyo, otra cosa es adherirse. Capitanich condena a los vecinos de Resistencia al parate de la ciudad. Condena a que no haya recolección de residuos, condena a que no circule la Guardia Comunitaria, condena a no brindar los servicios esenciales para lo fue votado”.

“El intendente parece no entender aún que no fue electo para andar proclamando su antimacrismo por el país, sino para trabajar por los vecinos de Resistencia brindando servicios y haciendo de la ciudad un mejor lugar”, agregaron.

“Todas las palabras de Capitanich en relación a la adhesión al paro tienen como único objetivo atacar al gobierno nacional, sin importarle nada la situación de Resistencia y la calidad de vida de sus vecinos”, expresaron.

También reafirmaron sus críticas los concejales de Vamos Chaco al afirmar que “Capitanich habla de defender a comerciantes, cuando la misma Cámara de Comercio de Resistencia se mostró en contra de este paro; habla de defender a los trabajadores y los priva de ir a trabajar; habla de un país en decadencia y defiende la no asistencia obligatoria de miles de trabajadores. Es totalmente incoherente, y, sobre todo, antidemocrático, porque no permiten que sea la gente la que decida si asistir o no a su lugar de trabajo”.

“Nosotros nos presentaremos el lunes en nuestras oficinas a trabajar con normalidad, y esperamos poder hacerlo. Caso contrario, reafirmaremos la idea de que la intención de Capitanich es que Resistencia sea abandonada completamente”, finalizaron.