Viernes, 27 Marzo, 2020 - 10:27

Con un cambio de imagen salvaron la vida de una perra

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una pequeña perra estuvo al cuidado de un hombre que, por problemas de salud, no pudo cuidarla como correspondía. Luego de un tiempo, cuando su dueño falleció el animal empezó a tener el pelo más largo al punto de que ya no podía moverse. Fue recién cuando unos vecinos descubrieron que había muerto el hombre que vieron que tenía una mascota, a la que llevaron rápidamente al veterinario.

“Estaba tan drásticamente enmarañada que tuvimos que anestesiarla para poder afeitarla. Los medicamentos para eso se basan en el peso de un animal y realmente no podíamos decir cuánto pesaba realmente.  Por lo que nuestro técnico veterinario hizo la estimación pero necesitaba ser muy cuidadoso”, contaron desde la Sociedad Humanitaria de Nebraska.

Y continuaron: “Debido a que la estera era tan severa tuvimos que afeitar cerca de la piel. Las tres personas que trabajaron en la perra usaban cuchillas que normalmente se usan para preparar un sitio quirúrgico. Son muy afiladas. El proceso tomo poco más de una hora con 3 personas ayudando”.

Afortunadamente “Ellie”, como la nombraron en la veterinaria, no tuvo problemas de salud. El duro caparazón de cabello protegió su piel de infecciones y parásitos. Sin embargo hay casos en los que el pelaje es tan tenso que puede estrangular las extremidades y naturalmente amputarlas. En ese tipo de casos la necrosis y sepsis son preocupaciones muy reales.

“Ellie” pesa cerca de cinco kilos y tenía encima cuatro kilos de pelos, por lo que fue una grata sorpresa que esté bien. Presentaba un poco de artritis, pero tenía fuerza aún, por lo que al día siguiente ya estaba caminando con normalidad.

 

Fuente: 
Radio Mitre