Lunes, 30 Marzo, 2020 - 10:26

Cómo se construyó la casa Garrahan Chaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En 2009 inició "la obra más grande que la solidaridad construyó en nuestra provincia y hoy muestra el resumen total de quienes fueron sus aportantes", destacaron desde la Fundación Ciudad Limpia.
 
La Casa de la Madre y el Niño más conocida como Casa Garrahan Chaco, es el primer Albergue Regional de Recuperación de Pediatría del NEA, que replica el exitoso modelo de Casa Garrahan de Buenos Aires, es un hogar para albergar, acompañar, educar y contener a los niños con enfermedades de alta complejidad junto a sus madres que residen en el interior de nuestra provincia y de provincias vecinas que no cuentan con recursos y cobertura social y se atienden en los hospitales pediátricos de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones. 
 
Un edificio con una superficie total que supera los 5.100 metros cuadrados con capacidad de 27 habitaciones con baños privados, tres salas de juegos y estar, tres cocinas, tres comedores, lavaderos, dependencias y patios totalmente equipados, y un enorme salón de usos múltiples donde no sólo las madres sino también toda la comunidad se capacita con los mejores médicos especialistas del Hospital Garrahan de Bs As y todos los cursos que Ciudad Limpia gestiona de manera libre y gratuita. 
 
Esta obra de grandes dimensiones está valuada en más de U$S 5 millones de dólares o sea que supera los $ 400.000.000 (cuatrocientos millones de pesos) y no sólo componen esta abultada cifra la obra propiamente dicha sino que ella está totalmente equipada y amoblada con la mejor calidad posible, para brindarle un hogar limpio, digno y confortable a nuestros niños pobres y enfermos, y puedan así, concluir sus tratamientos médicos de la mejor manera posible con una alta calidad de vida y atención personalizada de manera totalmente gratuita.
 
LOS APORTANTES
 
Desde la fundación destacan que "el mayor aporte lo realizó el MTD 17 de Julio liderado por Tito Lopez, quienes aportaron con su mano de obra capacitada, improvisada y voluntaria nada más y nada menos que el 26,17 % del valor total".
 
Seguidamente, continúan, "fue la empresa Hierros Líder que donó la totalidad del acero empleado en la gran estructura de la Casa, porcentaje que asciende al 10,90 % y que generosa y puntualmente fue donado por el querido Amigo Jorge Cura y toda su gran familia".
 
El tercer gran aportante de la obra fue "la solidaridad de la gente que asistió a todos los eventos sociales, culturales, gastronómicos y deportivos que Ciudad Limpia organizó y con ello alcanzo el 9% de la obra", agregaron.
 
En cuarto lugar, con el 8,90% se encuentran los profesionales técnicos como el arquitecto Carlos Alabe a través del diseño del proyecto y dirección de obra junto a las arquitectas Silvia Casalis y Stella Chiabrera, el ingeniero Oscar Gauto en el estudio de suelo, el ingeniero Manuel Álvarez y el ingeniero Mario Pasko que dispuso todas sus maquinarias al servicio de la Fundación para el relleno, compactación y trabajo en las bases. 
 
En quinto lugar, con el 8,35% se encuentran "todos los vecinos, empresas varias, instituciones, amigos, voluntarios del interior y de otras provincias que han colaborado con cementos, cal, arena y municipios como ser Pinedo, Gancedo, La Verde, San Bernardo, Plaza, Sáenz Peña, Campo Largo que han enviado ladrillos para que esta obra se construya. La Fundación Garrahan que no solo acompañó y apoyo este desafío único en el país, sino que realizo donaciones y aportes económicos significativo"s.
 
Luego, recordaron "gran aportante es la empresa multinacional Weber, que ha enviado, sin burocracia alguna, incontables camiones de pegamentos para el piso y revestimientos para todo el interior y exterior de la obra. Y, aquí sólo se ve reflejada una parte de toda su colaboración, que también ha donado los mismos materiales más las pinturas para el edificio entero del Centro de Enfermedades Raras, como así también a través de Ciudad Limpia contribuyó con la construcción de la Biblioteca Martín Fierro, con la Sala 88, con la Iglesias católicas y evangélicas, y con cuantas familias con chicos enfermos haya necesitado".
 
Ademas, el Gobierno a través de Lotería Chaqueña, la Fundación Chaco Solidario y el Instituto de Viviendas aportaron un total del 8,15% del monto final de obra, según precisaron desde la Fundación.
 
El Programa de Reciclado que Fundación Ciudad Limpia viene realizando desde el año 2005, a través de la recolección de tapitas plásticas, papel blanco y color, cartón, diarios, botellas de plástico y de vidrio, etc. ha aportado el 5,75 % de la obra, teniendo un gran empuje al iniciarse la obra ya que fue el primer recurso económico que contó Casa Garrahan Chaco para empezar a construirse.
 
El Voluntariado "sin lugar a dudas fue el motor principal para que este gran sueño y tantos otros fueran posible", si bien por cuestión de cálculos de costo de obra sólo se refleja el 4,25%, "éste es el más importante y valioso aporte, ya que absolutamente todas las actividades de Fundación Ciudad Limpia a los largo de sus casi 16 años se basa en el trabajo voluntario, el recurso humano que aporta su tiempo, sus energías, su gestión, sus vehículos y hasta sus recursos económicos para juntar fondos para todas las obras y campañas que esta Fundación lleva a cabo", aseveraron. 
 
Los auspicios de empresas y comercios que "se han sumado a todos los eventos sociales y solidarios de la Fundación, suman el 3,55 %, los Padrinazgos de las habitaciones y áreas de la Casa suman el 2,90 %, la Hormigonera Melmix aportó el 2,45 %, los Artefactos Sanitarios de la Empresa Roca el 1,05 % y por último el Municipio de Resistencia con un 0,28 % de aporte, completan el valor total de esta obra", valoraron desde Ciudad Limpia.
 
"Al ver este cuadro final de cómo se levantó este sueño tan necesario para la recuperación definitiva de los niños que provienen de los Hospitales Pediátricos del NEA, podemos decir que la solidaridad fue la empresa constructora que lo hizo posible pero también quedo demostrado que los que menos tienen (MTD 17 de Julio) conocidos socialmente como ‘los piqueteros’, fueron los mayores aportantes y que desde el Gobierno provincial en sus distintas gestiones ni siquiera alcanzo el 10 %, muy lejos del 50 % que sería lo lógico tratándose de una obra de participación público-privada. En definitiva, el logro para la provincia y las próximas generaciones fue extraordinario y esperamos que en esta nueva etapa de funcionamiento se puedan corregir y mejorar los aportes" expresó el titular de la Fundación Ciudad Limpia, arquitecto Carlos Alabe.