Lunes, 17 Febrero, 2020 - 18:25

Cómo escoger un Ordenador Portatil

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un ordenador portátil hoy día está considerado como una herramienta esencial, a partir de cierta edad, todo el mundo posee uno (el primer contacto con esta máquina se recomienda que se realice a los dos o tres años de edad). Ya sea para el trabajo, para los estudios o el ocio, se ha convertido en un elemento imprescindible en cada hogar, donde suelen convivir varios en dependencia del numero de habitantes que compongan la familia.

Internet ha entrado a formar parte de la vida familiar actuando como el compañero perfecto, el que ayuda en el trabajo, el que entretiene, el que facilita cualquier tarea de búsqueda para comprar vender, estudiar… y permite estar siempre conectados con los seres queridos.

Pero, para poder darle el uso que se merece, se necesitan de aparatos y dispositivos que permitan su conexión. En este artículo, los ordenadores portátiles son los protagonistas que los usuarios necesitan para un buen uso de la gran red global, con la información aquí volcada tendrán una mejor noción a la hora de elegir el más adecuado para cada caso particular.

Esta comparativa de mejores portátiles calidad precio completamente actualizada es la mejor guía que los consumidores pueden consultar antes de dar el paso de la compra final.

Elegir un ordenador portátil basándose en el precio

Ya sea por la universidad, por el colegio, el trabajo, las compras o simplemente como nueva forma de ocio son muchos los ciudadanos que cada día se plantean la compra de un ordenador portátil que les ayude a agilizar las tareas diarias. Habitualmente, antes de la adquisición de este aparato hay que establecer un presupuesto ajustado, pues en los tiempos que corren no se puede despilfarrar el dinero ni gastar más de los que uno se puede permitir.

Aunque hay otros factores sumamente importantes a valorar, como el uso que se le va a dar, la realidad es que la decisión final va a estar dada, fundamentalmente, por el precio valorando según este presupuesto que es lo que se puede permitir.

La combinación de las mejores prestaciones y un buen precio es casi misión imposible, a no ser que se localice una buena oferta, de esas que ocurren una vez en la vida por cierre de un negocio o se localice el ordenador ideal en alguna página comparativa como la que se ofrece en el enlace sugerido más arriba.

En este sentido, aunque se sacrifiquen ciertas prestaciones, hay otras que deberían intentar mantenerse para que la compra sea lo más acertada posible en dependencia del uso que se le vaya a dar: mejor resolución de pantalla, más ligereza, mejor tarjeta gráfica… Así mientras alguien que necesite transportarlo de un lugar a otro se decantará por un modelo con un diseño ligero y fácilmente transportable, los aficionados a los videojuegos no querrán renunciar a una buena calidad da imagen y sonido.

Elegir un ordenador portátil basándose en las prestaciones

Esta es la mejor de las decisiones siempre que el presupuesto no sea un problema ni tampoco se quiera pagar de más por características a las que no se les va a sacar poco rendimiento.

Existe una amplia variedad en portátiles, con distintas cualidades, tamaños, precio... por lo que elegir el adecuado puede representar un reto. La primera decisión viene en torno al sistema operativo: ¿Windows, Apple…? La principal ventaja de Windows es que es el más utilizado en todo el mundo y hay una mayor cantidad de software disponible. Los Mac históricamente son más fiables y presentan menos problemas de malware y virus, también son más caros.

Esta decisión habitualmente a nivel usuario se toma en relación al sistema con el que se esté mas familiarizado, habitualmente Windows, pero aquellos sectores de la población que le dan un uso profesional a menudo se decantan por la fiabilidad de Apple.

En cuanto al diseño

Entro los diferentes tipos de portátiles, en el mercado actual se pueden encontrar los ultrabooks, que son muy ligeros, delgados, habitualmente de pantallas de 13” que los hacen muy apropiados para llevarlos de un sitio para otro. Ideal para los estudiantes que lo quieren llevar a clase y para profesionales que lo utilizan en casa, en la oficina o incluso deben llevarlo a sus vacaciones para seguir controlando el negocio.

El hardware

Los ordenadores portátiles para uso profesional cuentan con un hardware de gama alta que permiten la edición de vídeo y llevar a cabo otras tareas de forma eficiente. Ofrecen una buena construcción, muy resistente, duradera y con el menor peso posible. Su pantalla suele ser de 14 o 15 pulgadas, destacando la larga vida útil de su batería.

En cuanto a los ordenadores portátiles para el ocio, destacan los Gaming para disfrutar al máximo de los videojuegos. En ellos las tarjetas gráficas son mejores y se optimiza el consumo de los recursos. Cuentan con procesadores de optimizados y tarjetas de vídeo de gran calidad, y una buena RAM para poder ejecutar los juegos más novedosos. Suelen ser más voluminosos y contar con pantallas más grandes y un peso mayor que los portátiles de uso profesional.

Entre los distintos procesadores, encontramos lo de gama alta, como el Intel Core i7 o i5, los de gama media, como el Intel Core i3 o los AMD, que suelen ser menos costosos y suficientes para navegar y realizar labores básicas de ofimática.

Elegir un ordenador portátil basándose en la persona

En último lugar, el portátil se puede elegir en dependencia de la persona que lo va a utilizar. Si es para uno mismo o para la pareja, se sabe perfectamente lo que se necesita, solo basta investigar un poco sobre las características necesarias para el uso que se le va a dar y hacer la mejor inversión posible.

En cambio, si es para un niño tal vez no se requiera hacer un gasto elevado puesto que su uso será muy básico, priorizando su resistencia ya que el aparato estará más propenso a sufrir accidentes. Para iniciarse en el mundo de la informática y navegar, acciones cotidianas en el día a día, bastará con un portátil modesto que podrá ser sustituido por uno mejor cuando llegue el momento.