Viernes, 17 Junio, 2016 - 09:39

Comenzó “Caballero II”, el cuarto juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos en Chaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Este jueves 16 de junio en la sede del Tribunal Oral Federal de Resistencia comenzaron los debates en el marco de la Causa Caballero II; cuarto juicio por crímenes de lesa humanidad en el Chaco,  en el que se juzga a diez represores por los delitos de tormento psíquico y físico agravado por la condición de detenido político de la víctima (militantes de Ligas Agrarias, de PRT, y de la Juventud Universitaria Peronista),  privación ilegítima de la libertad, desaparición forzada de personas, y un caso de violación tomado como crimen de lesa humanidad. Todo ello surge del requerimiento de elevación a juicio oral que fuera leído durante la jornada del jueves y en el que se consignaron además las circunstancias históricas en torno a las que se perpetraron los crímenes, esto es,  el plan de exterminio de las organizaciones populares mediante el el terrorismo de Estado ejecutado por la última dictadura cívico militar  .

La audiencia dio inicio a las 9 h y continuó hasta cerca del mediodía,  con la lectura de mencionado requerimiento, una síntesis de las imputaciones que pesan sobre diez represores en relación a los crímenes sufridos por Ángel Mauricio Berger Julio Baltazar Aranda, Emilio Eduardo Saliva, Carlos Erasmo Aguirre, Roberto Alcides Greca, Juan Carlos Goya,  Sara Fulvia Ayala, Pedro Crisologo Morel. Todos ellos militantes políticos de diversas agrupaciones, como Juventud Universitaria Peronista, Ligas Agrarias o el Partido Revolucionario de los Trabajadores. Los dos últimos, Ayala y Morel son un matrimonio que fue secuestrado en Corrientes, y ambos fueron vistos por última vez en la Brigada de Investigaciones, permaneciendo desaparecidos hasta la fecha.

Los imputados son Gabino Manader, sub Oficial Mayor de la Policía del Chaco, José Francisco Rodríguez Valiente Comisario General  de la Policía del Chaco, José Marin,  Sargento de la Policía del Chaco, Ramón Esteban Meza,  Comisario General  de la Policía del Chaco, Luis Alberto Patetta Teniente Primero  del Ejercito Argentino,   Enzo Breard,  Cabo Primero  de la Policía del Chaco, Albino Luis Borda, Suboficial Principal  de la Policía del Chaco, Jorge Ibarra, Suboficial Principal de la Policía del Chaco, Miguel Pelozo empleado, y José Tadeo Luis Bettolli Teniente Coronel  del Ejército Argentino. Juan Manuel Costilla, ejerce la defensa oficial de la totalidad de imputados a excepción de Miguel Pelozo, defendido por el Dr. Néstor Cáceres.

La acusación la llevan adelante la  Fiscalía Federal, representada por los doctores Carlos Amad, Diego Vigay y Patricio Sabadini y las querellas, en representación de la Secretaría de DD HH de la Nación Dr. Mario Bosch  y de la Secretaría de DD HH de Provincia, Juan Carlos Goya, representado por el Dr. Paulo Pereyra y Silvina Canteros.

En relación con la violencia sexual que se imputa el fiscal federal Diego Vigay precisó que “comenzar a juzgar los delitos de violencia sexual sin subsumirlos en tormentos agravados es un modo de reconstruir con más precisión  la sistemática de funcionamiento de los centros clandestinos; hablamos de la desnudez de los detenidos, de los abusos y de las violaciones como crímenes en sí mismos y no parte de la tortura” afirmó.

JUICIO Y CASTIGO PARTE IV

La presente causa es la continuidad de la causa “Caballero Lucio Humberto y otros s/ tormento agravado” que comenzó el 5 de mayo de 2010 y culminó el 13 de diciembre de ese año, siendo el primer fallo por una causa de crímenes de lesa humanidad en la provincia.En declaraciones a la prensa, Juan Carlos Fernández, coordinador del Registro Único de la Verdad de la Comisión Provincial por la Memoria y militante de la agrupación H.I.J.O.S. CHACO. manifestó; “Rescatamos como algo positivo este inicio de la causa y esperamos que a partir de este juicio surjan más datos sobre casos de desapariciones aún sin resolver , por eso convocamos a todos a participar de las audiencias y aportar cualquier información. En el RUV tenemos un listado de 25 casos de desaparecidos que pasaron por la ex Brigada. En relación con este cuarto juicio de lesa y primero bajo el gobierno de Mauricio Macri afirmó; “El gobierno nacional dijo que los juicios iban a seguir adelante pero por debajo se están desfinanciando y desarmando todas las áreas de investigación y conservación de prueba y archivos, se quitan recursos tanto humanos como materiales y se desarticulan políticas públicas en la materia, lo que implica una marcha atrás en el juzgamiento a los genocidas y en particular a los cómplices civiles, pero vamos a seguir en la lucha,  hasta conocer el destino final de los desaparecidos y recuperar a los nietos que permanecen apropiados”.

GENOCIDAS JUZGADOS

Salvo Albino Borda, y Jorge Ibarra, los demás ya fueron juzgados y condenados por otros hechos de torturas en la primera parte de la presente causa judicial durante el año 2010. Seis años después los achaques del tiempo pueden verse en la desmejorada humanidad de Ramón Meza, munido de un bastón, con notorias dificultades auditivas  y somnoliento durante casi la totalidad de la audiencia, o Enzo Breard, canoso y con varios kilos de más. A través de su abogado defensor Meza solicitó permanecer con prisión domiciliaria en su vivienda de Pasaje Deschutter 150 en Villa del Carmen, privilegio que fue convenido por el Tribunal atento a su delicada salud para la etapa de las testimoniales.

La situación del ex policía Meza se suma a la de los dos militares imputados, también “veteranos de Caballero I,  José Tadeo Bettolli y Luis Alberto Patteta, quienes siguieron la audiencia por videoconferencia desde el penal de Marcos Paz, al igual que Miguel Pelozo, con domiciliaria por una grave enfermedad en Buenos Aires,  con su abogado presente en el TOF.El caso de Borda, de rasgos similares a Luis Alberto Patetta,  reviste especial interés, en tanto es a quien se le imputa la violación de una detenida política. Permaneció en la segunda fila, flanqueado por José Rodríguez Valiente y Gabino Manader, ambos con un rol protagónico en la “patota de la Brigada” como se conocía al grupo de policías y militares que tomaron parte en la represión clandestina organizada en torno a la vieja casona de Marcelo T. de Alvear 32.  Tanto Manader –sub oficial mayor - como Rodríguez Valiente – Comisario General- tenían voz de mando aún por sobre su rango formal y ya fueron condenados a 25 años de prisión por torturas en la Brigada. Consultado por el Diario de la Región Manader se limitó a manifestar su “confianza en el tribunal que lleva la causa”. José Marín, alias “Cabo Sotelo”,  uno de los pegadores más sádicos de la Brigada y aficionado a ejecutar un acordeón durante las sesiones de tortura, e incluso obligar a cantar a los detenidos bajo amenaza de sufrir una paliza, fue otro que clavó la mirada al piso durante toda la audiencia.

CÓMO SIGUE

El Tribunal que preside los debates, conformado por los jueces Eduardo Ariel Belforte (de Formosa), y Mario Alurralde (de Reconquista) Juan Manuel Iglesias y Delfina Deogens, (de Resistencia) informó que la causa retomará actividad el jueves 23 de junio a las 9, cuando se continuará con más cuestiones preliminares de cara a las indagatorias, programadas para el tercer día de audiencia; el lunes 4 de julio. Luego vendrá la feria judicial por lo que se espera retomar actividad en los primeros días de agosto, con el inicio de la ronda de testigos. Hay una lista de casi 40 testigos, (directos y de contexto) que pasarán por las audiencias para brindar su testimonio. Los testigos familiares de las víctimas y/o sobrevientes contarán con el acompañamiento y contención del Programa de Asistencia de la Comisión Provincial por la Memoria así como del Centro Ulloa de la Secretaría de DD HH de la Nación.