Lunes, 23 Septiembre, 2013 - 10:08

Cierra el ciclo “Contamos para que nunca más se prohíban los libros”

Será este viernes, con un taller de lectura para escuelas primarias en homenaje a Gustavo Roldán.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El próximo viernes 27 dará por concluido el ciclo de promoción de literatura “Contamos para que nunca más se prohíban los libros”, con un taller de lectura para escuelas primarias en homenaje al escritor Gustavo Roldán en la Casa por la Memoria.Para solicitar turnos dirigirse a  la Casa por la Memoria (Marcelo T. de Alvear 32) de 8 a 13 y de 17 a 21  o llamar al 362-4-453223.

Esta iniciativa se realiza en el marco de las actividades de repudio a la censura y persecución de la cultura ejercida durante el terrorismo de Estado. Por el ciclo pasaron alumnos de escuela primaria que fueron recibidos por los guías del área de Museo de la institución para compartir la lectura de cuentos y relatos de Roldán en una de las salas de exposición convertida en  monte chaqueño, el escenario predilecto de las aventuras de buena parte de los personajes del autor de “Historias del piojo”, “Las tres dudas del bicho colorado”, “El día de las tortugas”, “Historia de Pajarito Remendado”,“El carnaval de los sapos”, “Prohibido el elefante”, y “Los sueños del yacaré” entre otros. En los días venideros se realizarán actividades conjuntas con el plan de lectura del Ministerio de Educación de la provincia orientadas a estudiantes secundarios.

GUSTAVO ROLDÁN

Gustavo Roldán nació en Sáenz Peña el 16 de agosto de 1935 y falleció en Buenos Aires el 3 de abril de 2012.  Se crió en el monte chaqueño, y fue licenciado en Letras, periodista y docente, escribió cuentos para niños y adultos, por los que ha obtenido numerosos premios. Junto a su esposa, la también escritora de libros infantiles Laura Devetach, fueron defensores de la literatura infantil como literatura en si misma, despojada de intenciones moralizantes. Como editor Roldán centró su trabajo como director de colecciones de libros para niños; coordinador de talleres literarios de escritura y reflexión; de grupos de trabajo sobre literatura infantil; de talleres y encuentros con niños en escuelas y bibliotecas en su país. Además se desempeñó en medios gráficos, como las revistas infantiles Humi y Billiken.

 

Fue ganador con el Primer Premio Concurso Internacional de Cuentos para Niños, el Premio Periquillo (México), el Tercer Premio Nacional de Literatura y el Premio del Fondo Nacional de las Artes.