Lunes, 17 Febrero, 2020 - 16:27

Chomiak presentó un informe luego de las lluvias: “Tenemos que cuidar a las 40 mil personas que viven acá”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La intendente María Luisa Chomiak se refirió este lunes a la situación de la ciudad y la zona rural a 72 horas de los más de 200 milímetros que cayeron en la ciudad el pasado viernes. A modo de balance, la jefa comunal comunicó las condiciones actuales y las tareas a realizar en los días siguientes.
 
Acompañaron la presidente de Concejo, Alejandra Campos, el ingeniero de APA, Franco Taboada, como así también funcionarios municipales y concejales.
 
 
En ese sentido la jefa comunal explicó que si bien “en general la ciudad soportó bien el gran caudal de agua caído en pocas horas, hubo algunos puntos complicados hasta el día de ayer como el barrio Mocoví que hasta ayer domingo tuvo agua”.
 
Esto motivado “por la gran saturación de agua en los campos y alrededores, que ocasiona que el escurrimiento de la masa líquida sea más lenta, sumado ello a lo que ocurre con las napas y el declive natural de los cauces que rodean a la ciudad, hacen que ese líquido baje y atraviese la ciudad”, destacaron desde el municipio.
 
“Si bien hay un canal derivador que hizo APA el año pasado atrás de la ciudad, no fue suficiente, el agua sobrepasó para llegar a los barrios Richard, Coria, Quinta Cecchini y sobre todo al Hipòlito Yrigoyen, donde pasa el declive natural, además de otros puntos que presentan inconvenientes”, detalló.
 
 
En este punto, reconoció que aún faltan obras internas, alcantarillas “a pesar de todo lo hecho en estos 4 años, evidentemente no alcanza”, destacó. “Imagínense que hay barrios que tienen 30 o 40 años y las alcantarillas nunca estuvieron, algunas se hicieron en muchos barrios. Conocemos los problemas que hay y podemos decir que la ciudad en general pudo descomprimirse en pocas horas, no así en el problema que nos preocupa a estas horas es la bajada de agua de la zona rural, que lo hace por Ruta 12, en el sector conocido como Pata de Palo”, aclaró la intendente.
 
“Esto ocasionó que el barrio Hipólito Yrigoyen volviera a tener agua en la madrugada de hoy, donde los profesionales de APA ha trabajado para sacar nuevamente el agua del lugar”, añadió.
 
Adelantó que APA y los organismos provinciales del gobierno local “custodiarán que el agua que baje de los campos vecinos no ingrese a la ciudad”. Chomiak también habló que “se tomarán las medidas necesarias para que así sea y profundizarán los trabajos para reforzar esa obra”.
 
 
Resaltó además que “trabajarán en las próximas horas con máquinas para descomprimir a la Costanera Sur para liberar a los barrios que circundan el lugar, disminuyendo el caudal ante un nuevo pronostico que anticipa nuevas lluvias para mañana martes, atento a que la tremenda saturación del suelo no resiste más agua” y alertó que “de volver a llover se presentarán nuevamente problemas con el agua en toda la región”.
 
Recordó que están funcionando bombas en varios puntos de la ciudad y que esta tarde se sumarán otras para aliviar la situación de los vecinos de barrios Jelnisky y Cecchini. “Es cierto que en los últimos 30 años no se realizaron las obras de infraestructura que se necesitaban”, afirmó.
 
“Charata nunca tuvo una oficina de planificación de estos trabajos, no hemos sido capaces de generar obras de infraestructura interna como correspondía tener, más allá de los profesionales que pasaron por el municipio, algo que estamos organizando y que requiere obras de infraestructura y muchos recursos. Aun así, con esta cantidad de milimetrajes caídos en tan poco tiempo, no se hubiera podido evitar el anegamiento de los distintos lugares. De continuar con estos milimetrajes hace necesario trabajar en un segundo anillado que proteja la ciudad, algo que estamos haciendo con el gobernador”, remarcó.
 
“Tenemos que cuidar a las 40 mil personas que viven acá, trabajar con los productores para ver las zonas que seguramente dejarán de ser productivas, con los vecinos, con los entes nacionales por que los recursos necesarios para las obras son muchos. Esta es una situación no deseada por nadie, seguiremos trabajando por la comunidad”, aseguró.
 
“En la zona rural ayer llegó acción social con el aporte que hace nuevamente el Ejército Argentino con los unimog para llegar a algunos vecinos. Pudieron salir personas, algunas con problemas de salud y estamos trabajando para llegar a cada uno de ellos”, comentó Chomiak.
 
 
Por último, agradeció a los integrantes del Comité de Emergencia, al gobierno de la provincia, a la “predisposición del padre Mario Márquez por haber abierto las puertas del salón parroquial y la solidaridad y acompañamiento de los vecinos que a pesar de estar afectados por el agua, se han acercado a colaborar, ofreciendo su trabajo de manera desinteresadamente les agradezco de corazón”.
 
También reconoció al intendente de La Leonesa José Carbajal “que trajo nuevamente bombas que están funcionando, como también a su esposa la diputada Elda Insaurralde. Hay al día de hoy 21 personas alojadas en el salón parroquial, 2 de ellas son de la zona rural”. Anticipó que está viajando hoy a Resistencia para acelerar las gestiones a fin de que continúen los trabajos más importantes para “resguardar la ciudad”.
 
Por su parte el Ingeniero Franco Taboada, del equipo técnico de APA, manifestó que “están trabajando maquinarias del órgano tratando de reactivar la defensa”. "Es hora de tomar conciencia sobre lo importante que es una defensa. Tratar de denunciar a la gente que saca el suelo. Vamos a seguir trabajando en lugares puntuales en estos momentos colocando las estaciones de bombeo tratando de reactivar los barrios afectados. Estamos planificando junto a la intendencia y tenemos el visto bueno del gobernador de extender la defensa, tratando de incluir todos los barrios afectados también. Es un trabajo a futuro", sostuvo.
 
 
Además resaltó que “el problema del agua no solamente es en Charata: debemos tener una ambición más abierta donde yo como ingeniero también estoy cerrando una defensa en Pampa Landriel, queremos reactivar la defensa de Mesón de Fierro. No nos olvidemos que por pendiente natural parte de nuestras aguas va para la zona de Mesón de Fierro y otra a Pampa Landriel. Hay que ser conscientes que no solamente tenemos problemas acá, en estos momentos estamos haciendo una defensa en Pampa Landriel, colocando estaciones de bombeo y a futuro trabajar con los productores de la zona, tratar de evacuar lo más rápido posible el agua. Ellos son muy afectados y constantemente están llamando", agregó.
 
Por último remarcó que "el tema de defensas es muy importante y hay que trabajar a futuro municipio y gobierno también. Vamos a tratar de hacer un terraplén en un suelo consolidado y bien compactado donde se incluyan a todos los barrios que quedaron afuera como así también, tras gestiones del Municipio, agrandar la defensa en lo que es el ejido urbano de Charata", finalizó.