Lunes, 24 Junio, 2019 - 09:30

China pedirá respeto mutuo a EEUU para resolver la guerra comercial, cuando se encuentren en el G20

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente chino, Xi Jinping, demandará a su par de Estados Unidos, Donald Trump, respeto mutuo y de las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) cuando ambos se reúnan en la próxima cumbre del G20 en Osaka, Japón, para intentar resolver la guerra comercial entre ambos países.

Así lo expresó hoy el viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, en una rueda de prensa sobre la posición del gigante asiático en el G20 (grupo de las economías más desarrolladas y emergentes), y confirmó que los equipos negociadores de ambas potencias mantienen discretas conversaciones los últimos días, aunque no reveló ningún detalle de las mismas.

"Los principios de China son el respeto mutuo, tratar al otro como un igual y respetar las reglas de la OMC. El compromiso debe ser de las dos partes", afirmó en referencia al encuentro de Xi y Trump en Osaka durante la cumbre que se celebrará el viernes y sábado próximos.

Wang destacó que el "unilateralismo y el proteccionismo han reducido el crecimiento económico mundial y creado incertidumbre" y subrayó que esperan "diálogo" para resolver los problemas, consignó la agencia de noticias EFE.

El acuerdo sobre el conflicto comercial con Estados Unidos "tiene que ser beneficioso para ambas partes, las dos tienen que comprometerse y hacer concesiones, no solo una de ellas", recalcó.

Xi y Trump mantuvieron una conversación telefónica la semana pasada sobre el conflicto arancelario, en la que hablaron sobre su reunión de Osaka.

El mandatario estadounidense indicó, según la prensa china, que "el mundo entero espera que Estados Unidos y China lleguen a un acuerdo", por lo que confió en que los equipos negociadores sigan comunicándose para tratar de encontrar una forma de cerrar la disputa "lo antes posible".

Xi no hizo mención a un posible acuerdo pero sí recordó que las relaciones con Estados Unidos han pasado por "algunas dificultades", algo que "no conviene a ninguna de las partes".

El presidente chino subrayó que Washington debería "tratar a las empresas chinas de forma justa", en clara alusión al veto que las autoridades estadounidenses han aplicado sobre la tecnológica Huawei, que dejará de ingresar 30.000 millones de dólares debido al conflicto.

Pese a las señales que indicaban que un acuerdo estaba cercano, Estados Unidos y China se distanciaron el pasado mayo y la situación se agravó después de que Trump cumpliese con su amenaza de elevar los aranceles a productos chinos y vetase a Huawei, escudándose en una supuesta amenaza a la seguridad nacional.

Fuente: 
Télam

Notas relacionadas