Viernes, 3 Abril, 2020 - 09:12

China honrará mañana a las víctimas del coronavirus con una jornada de duelo nacional

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
China, donde comenzó la pandemia de coronavirus, celebrará mañana un día de duelo nacional para honrar a los que murieron en la lucha contra el brote y a todas las víctimas de la enfermedad, que ya casi no registra casos locales en el país.
 
Todos los ciudadanos están convocados a guardar tres minutos de silencio por la mañana en memoria de los fallecidos, mientras que las alarmas antiaéreas y las bocinas de automóviles, trenes y barcos sonarán en señal de duelo, indicó la agencia de noticias Xinhua.
 
Las banderas ondearán a media asta durante la jornada en las instituciones oficiales, así como en todos las embajadas y consulados chinos en el mundo, mientras que las actividades recreativas públicas quedarán suspendidas en todo el país.
 
China anunció hoy que detectó 29 nuevos casos de coronavirus en personas que llegaron del exterior y dos nuevos contagios locales, al tiempo que hubo cuatro fallecidos, todos en Wuhan, capital de la provincia de Hubei y foco de la pandemia, según la Comisión Nacional de Salud.
 
Desde el comienzo de la pandemia se han registrado en toda China 81.620 casos confirmados y se han rastreado 710.985 contactos cercanos a éstos, de los que 19.533 siguen todavía en observación médica.
 
Los fallecidos se sitúan hasta la fecha en 3.322.
 
En la provincia de Hubei no se anunció hoy ningún nuevo contagio, se produjeron cuatro muertes y se curaron 141 personas. El número total de casos en la provincia foco de la pandemia se eleva a 67.802, de los que 63.612 han sido ya dados de alta, informó la agencia de noticias EFE.
 
El 12 de marzo, el gobierno chino declaró que el pico de transmisiones había llegado a su fin en el país asiático y el próximo 8 de abril está previsto que se levante la cuarentena en la ciudad de Wuhan, donde comenzó el brote que luego se extendió al mundo, en diciembre pasado.
 
Una de las preocupaciones actuales en China, ahora que la enfermedad parece bajo control, es evitar que los portadores del virus que no presentan síntomas generen un rebrote una vez se levanten las restricciones relacionadas con la epidemia.
 
De hecho, ante los crecientes temores y las dudas sobre las cifras oficiales, la Comisión Nacional de Sanidad comenzó este miércoles a incluir los nuevos casos asintomáticos en su parte diario, aunque no incluye el acumulado de portadores sin síntomas hasta el momento.
 
El último balance, publicado hoy, muestra que en la última jornada se registraron 60 nuevos casos de infecciones asintomáticas, siete de ellas procedentes del extranjero.
 
Otro de los escenarios que intenta evitar Pekín es que quienes regresan a China de países afectados por la pandemia vuelvan a propagar el virus en el país donde brotó, algo para lo que ha prohibido la entrada de extranjeros y ha limitado al máximo el número de vuelos internacionales.
 
Según indicó ayer el número dos de la Administración de Aviación Civil, Lu Erxue, por el momento no habrá más de 134 vuelos internacionales a la semana, operados por 47 aerolíneas a 61 destinos en 40 países.
 
Este cierre casi total de las fronteras solo permite que algunos chinos en el exterior regresen a su país -China sigue fletando vuelos para traer de vuelta a algunos de sus ciudadanos-, aunque están obligados a someterse a pruebas y a pasar una cuarentena de catorce días en la que se les somete a seguimiento médico.
 
Fuente: 
Télam.