Jueves, 21 Noviembre, 2019 - 14:52

China amenaza a Trump con "fuertes contramedidas" si no veta una ley sobre Hong Kong

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

China exigió hoy al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vetar una legislación aprobada por el Congreso para defender los derechos humanos en Hong Kong y amenazó con "fuertes contramedidas" si el mandatario la convierte en ley.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, advirtió que la llamada Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong atenta contra los intereses de China y Estados Unidos.

"Instamos a Estados Unidos a comprender la situación, detener su mala conducta antes de que sea demasiado tarde, evitar que esto se convierta en ley e inmediatamente dejar de interferir en los asuntos de Hong Kong y los asuntos internos de China", expresó Geng en su rueda de prensa diaria.

Agregó que si "continúan haciendo movimientos equivocados, China, con seguridad, tomará fuertes contramedidas".

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, subrayó que la legislación sobre Hong Kong votada en el Congreso de Estados Unidos es un acto de interferencia en los asuntos internos de China que ignora los actos violentos cometidos por los manifestantes.

"Este proyecto de ley envía una señal equivocada a esos delincuentes violentos y busca arrojar a Hong Kong al caos o incluso destruir Hong Kong directamente", alertó Wang.

El proyecto exige sanciones a los funcionarios de China y de Hong Kong que cometan abusos a los derechos humanos en la ex colonia británica y una revisión anual del estado de la balanza comercial entre Beijing y Washington, reseñó la CNN.

Otro proyecto de ley prohíbe exportar a la policía de Hong Kong municiones no letales como gases lacrimógenos, gas pimienta, balas de goma y pistolas de aturdimiento entre otras armas.

La Cámara de Representantes aprobó los proyectos de ley anoche, un día después de que lo hiciera el Senado, y solo falta que Trump los firme, algo que la Casa Blanca ya anticipó que piensa hacer.

En 1997, cuando la isla dejó de ser una colonia británica para convertirse en un territorio especial chino bajo la fórmula "un país, dos sistemas", Hong Kong mantuvo sus beneficios comerciales con Estados Unidos, bajo la promesa de que Beijing le permitiría conservar sus propias leyes, una justicia independiente, y libertades civiles y económicas.

Sin embargo, el estatus de independiente ha quedado en duda en las protestas de los últimos meses, en medio de una serie de movimientos de Beijing por reforzar su control sobre la isla.

El martes, China criticó una decisión del Tribunal Superior de Justicia de Hong Kong de revocar una ley que prohibía el uso de máscaras en las protestas, una medida de la época colonial que fue resucitada semanas atrás por la presidente ejecutiva local, Carrie Lam, para facilitar el trabajo de identificación de los manifestantes.

Analistas políticos chinos subrayan que la decisión del Tribunal de Justicia viola la regla de "un país, dos sistemas".

Las protestas, que comenzaron de manera pacífica en junio para rechazar un proyecto de extradición a China, se han ido tornando cada vez más violentas ante la negativa del gobierno a hacer concesiones.

A su vez, la policía ha reprimido cada vez con más fuerza a los manifestantes.

El nuevo cruce entre Estados Unidos y China hizo temblar a los mercados, que hoy cayeron en todo el mundo, debido a la posibilidad de que un nuevo conflicto en la relación aleje la posibilidad de un acuerdo antes de fin de año que ponga fin a la guerra comercial que mantienen las dos mayores economías del planeta.

Fuente: 
Télam