Jueves, 9 Julio, 2020 - 08:58

Dieron de alta a 41 detenidos contagiados de Covid-19 y aseguran que "no hay casos activos" en establecimientos penitenciarios

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los detenidos en comisarías del Gran Resistencia que se habían contagiado habían sido trasladados a un centro de detención transitorio en Barranqueras.
 
No se registran casos activos de Covid-19 en los establecimientos penitenciarios de la provincia del Chaco, luego de que las 41 personas detenidas que estuvieron contagiadas fueran dadas de alta. La mayoría de los recuperados recibieron el seguimiento de enfermeros y personal de Salud Pública en el Centro de Detención Transitorio de Barranqueras, con un protocolo de actuación, excepto una persona que recibió asistencia médica en el hospital.
 
La noticia del alta de la totalidad de los casos se debe al protocolo de actuación trabajado por el Ministerio de Seguridad y Justicia y a las capacitaciones de los agentes, en respuesta a las demandas del Comité de Crisis Carcelaria del Ministerio Público de la Defensa, que se alinea con el programa provincial de salud en Contextos de Encierro de la subsecretaría de Salud Comunitaria y Entornos no Violentos.
 
A través de una resolución, el ministerio y la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros crearon el 2 de junio un protocolo de actuación para los agentes de las fuerzas de seguridad, estipulando la utilización de elementos de bioseguridad, la distribución de grupos de trabajo y el mantenimiento de la distancia social. Además, la cartera de seguridad proveyó a las comisarías y establecimientos penitenciarios de equipos de protección para los penitenciarios, como barbijos, antiparras y overoles.
 
El subsecretario de Planificación de Seguridad y Justicia, Leandro Álvarez detalló que el aislamiento en dicho centro fue de 21 días para cada detenido, a quienes también se les realizó hisopados. También fueron refaccionados los establecimientos para atender a los requerimientos necesarios del aislamiento tanto para contagiados leves y estables, a fin de evitar las propagaciones masivas ocurridas en cárceles y comisarías de otros lugares del mundo.