Viernes, 19 Mayo, 2017 - 10:54

Celada, contra la doble mano en el puente de la Avenida de Los Inmigrantes: “No consultaron nunca a los vecinos”

La concejal de Resistencia por Convergencia Social UCR, María Teresa Celada, se reunió con vecinos de Villa Miranda Gallino y de Villa Río Negro, quienes manifestaron su disconformidad con la medida anunciada por el Ejecutivo municipal de implementar la doble mano en el puente de Avenida de los Inmigrantes, ya que “traerá numerosos problemas de tránsito y de seguridad para la zona, y cambiará la propia dinámica de vida de los vecinos, sin que se le haga ningún tipo de consulta”, destacó Celada.

 

Pedido de informe

Al respecto, Celada presentó un pedido de informe al Intendente Capitanich, pidiendo que se presenten los estudios de impacto ambiental, fundado en la densidad del mayor tránsito de zona y su potencial impacto sobre el ambiente del sector; el estudio de factibilidad técnica de soporte de la estructura existente ante la mayor presencia de vehículos; y el informe técnico de la Dirección General de Tránsito respecto a la conveniencia o no de la medida a implementar, entre otras cosas.

La edil radical manifestó que “los vecinos están muy preocupados por esta medida, sobre todo porque jamás nadie del Municipio se acercó a hacer consultas, a explicarles el motivo de la medida y poner la cara para entender la inconveniencia de la medida y el perjuicio que le va a traer a los vecinos”.

“Son numerosas las cuestiones que preocupan si se lleva adelante esta medida de la doble mano: no sabemos si la estructura soportará el peso de sumarle nuevos vehículos a ese puente, por ejemplo. Además, ¿qué equipamiento pondrán para separar los carriles, si no da el ancho del puente para agregarle absolutamente nada?”, se preguntó Celada.

 

Vecinos en contra de la medida

“Los vecinos también nos dijeron que desde que quitaron los reductores de velocidad, los autos circulan a gran velocidad generando así un grave peligro de seguridad a los vecinos. Si encima se habilita doble mano, la circulación del peatón será muy difícil”, y respecto a ello, agregó que “particularmente en calle Cacique Ñaré, hay muchos baldíos que el Municipio no controla, no intima a los dueños ni hace nada, a pesar de que tenemos normativa que regule eso, y allí no hay veredas, por lo que la gente camina por las calles. Lo mismo ocurre en la plazoleta del barrio, no hay veredas, por lo que la circulación del peatón se da en la calle, incluso caminando sobre aguas servidas por el desastre que es el sistema cloacal en esa zona. ¿Cómo podemos garantizarle seguridad a los vecinos de ese sector, que es residencial y pagan sus impuestos como tal, si de repente la circulación de vehículos será a doble mano y no tengan por dónde caminar?”

“Por otro lado, tener un puente doble mano va a impedir que al bajar del puente se doble a la izquierda, y hará imposible acceder a diferentes lugares de la zona, como ser por ejemplo la Cooperativa de Sameep. No se va a poder ingresar, así de sencillo”.

“Los vecinos nos dicen que esta medida va a alterar enormemente la vida cotidiana de vecinos y también de comerciantes, y es propenso a generar más accidentes de tránsito que antes”.

 

“Son decisiones unilaterales”

Agregó Celada que “lo que más indigna, es que se trata de un hecho consumado, algo que los vecinos del sector ya lo vivieron y lo sufren, como por ejemplo con la instalación del semáforo del Club Regatas, que ha traído más problemas que soluciones”.

“Pedimos al Intendente que revea la medida, que llame a audiencia pública, escuche lo que tienen que decir los vecinos, y considere sus opiniones. No podemos aceptar que se realicen cosas que perjudiquen a los propios vecinos, y que se tomen acciones unilaterales sin tener en cuenta a la gente”, finalizó diciendo.