Sábado, 9 Noviembre, 2019 - 11:12

Caso Mary Ferreyra: el fiscal pidió prisión perpetua para el imputado y lo calificó de “cínico”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Se conocieron ayer los alegatos de las partes en el juicio por el homicidio de la docente jubilada Mary Ferreyra, que ocurrió el año pasado en el barrio Belgrano de Sáenz Peña. La lectura en el juicio contra Cristian Sauco, único imputado por el crimen de la mujer, se llevó a cabo ayer por la tarde en la Cámara Primera en lo Criminal de Sáenz Peña. Tanto la Fiscalía como la querella pidieron la prisión perpetua para el acusado y la defensa, su absolución.

El titular del Ministerio Publico Fiscal, Carlos Rescala, expuso duros conceptos contra el imputado luego de analizar cada una de las pruebas existentes en el expediente y las que se escucharon y vieron en sala a través de las testimoniales, muestras fotográficas y filmaciones.

Rescala calificó de “cínico” a Sauco por el crimen de Ferreyra. “La golpeó salvajemente en la cabeza, en la costilla… fue una tremenda salvajada”, sostuvo el fiscal y agregó: “Mortificó y martirizó a la víctima. Sauco le dio muerte a Ferreyra después de haberla robado, porque en algún momento la víctima lo reconoció, la golpeó de manera brutal y bestial y terminó a vida de la misma asfixiándola”, señaló.

Además, para el fiscal el imputado “cometió el crimen de forma subrepticia y clandestina, fue disfrazado y en horario nocturno, quería evitar ser reconocido”. Sostuvo también que “quien ingresó a la vivienda de Mary Ferreyra sabía el horario que tenía que ingresar, además sabía que no iba a ser tomado por la cámara de seguridad que tenía el vecino de la víctima”.

Mencionó asimismo el mecanismo que “utilizó Sauco y que utilizaba la familia para saber si había alguien en la casa: miraban por el portón para corroborar si había alguien en la casa y este mismo mecanismo utilizó la persona que se ve en la filmación de la cámara de seguridad”.

“No se puede menospreciar la capacidad de Sauco, es una persona imputable”, aseguró Rescala y desestimó las intervenciones que tuvo Sauco durante el juicio: “Dio tres versiones distintas de la noche en que habría ocurrido la muerte, además dijo que era una especie de venganza de Mariela (su esposa) porque había descubierto su infidelidad y que iba a hacer todo para incriminarlo. En otra declaración dijo que tenía miedo que se descubra su vida paralela por eso armo su coartada”.

Destacó además que las testimoniales fueron convincentes: hubo “coincidencias, se realizaron con naturalidad y espontaneidad de parte de los testigos”.

En sus alegatos, el Rescala dijo que “el señor Sauco es quien sin lugar a dudas causa la muerte de Mary Ferreyra” y que el móvil fue el robo: “quería hacerse de una suma importante de dinero para hacer sus cosas. Sauco era una persona que siempre necesitaba dinero para sus proyectos personales, era adicto a las armas”.

Con toda la información analizada, el fiscal consideró necesario agravar la calificación “no quedó en un Homicidio Simple”, aseguro y pidió que se condene a Sauco a “la pena de prisión perpetua por el delito de Homicidio Calificado con dos agravantes, el de  Criminis Causa y el de Esañamiento”.

Alegatos de la querella

Por su parte, el abogado querellante Walter Silva en representación de Mariela Segovia, estuvo de acuerdo con el alegato del fiscal Rescala y agregó que Sauco “hace un análisis del desarrollo cotidiano de la actividad de Mary Ferreyra, Sacuo conocía su entorno”.

El abogado querellante sostuvo también: “Sauco ha realizado conductas que lo llevan a incriminarse, como por ejemplo cuando reconoce que se dedicaba a actividades ilícitas”.

Señaló asimismo que “de los elementos de prueba surge que Sauco conocía todos los movimientos de Mary Ferreyra, sus horarios, tenía conocimiento de la alarma de la casa y los mecanismos de seguridad”. Además dijo Sauco sabía cuánto dinero manejaba la victima

Silva destacó como trascendente que el cuerpo de la víctima “fue sometido a derramamiento de agua sobre su cuerpo, lo que quita material probatorio” y agregó que “Sauco sabía que ciertas circunstancias lo podían incriminar si no tomaba ciertos recaudos”.

La querella destacó en su alegato que “Sauco al ingresar al domicilio de Mary Ferreyra sabía que una de las circunstancias a superar era  el reconocimiento. Al momento de ingresar sabía que iba a ser reconocido y actuó sobre la víctima de una forma atroz…” y que “ya estaba en la mente de Sauco”.

Para Silva, el homicidio encuadra en el agravante solicitado por el fiscal y además sostuvo que “lo hizo no solo con alevosía sino también con ensañamiento, ni hay dudas que torturó a la víctima”. Al igual que el Ministerio Público, solicitó la pena de prisión perpetua.

La defensa pidió la absolución 

Los abogados Mario Piccoli y Lorena Pérez dividieron sus exposiciones. En una primera parte, Piccoli valoró el trabajo de la Cámara Criminal que a un año del hecho realizó el juicio. Destacó el trabajo realizado en el marco de la investigación pero sostuvo que “la causa tiene un problema y es una unidereccionalidad”. Consideró que “decidieron que Sauco era el culpable y luego se investigó”.

Para Piccoli, en la causa “hay demasiados supuestos no probados” y “ningún testigo sitúa a Sauco en el lugar del hecho y tampoco su vehículo”. Señaló además que “no se puede asegurar que quien se ve en el video sea Sauco, tampoco si es varón o mujer, se le intenta hacer decir al video más allá de lo que el video dice”.

Para la defensa de Sauco, no está acreditado que “la persona que se ve en el video haya matado a Mary Ferreyra” y señalaron que el hecho es un homicidio “no Criminis Causa” y “el ensañamiento y alevosía es sumamente dudosa”.

Por su parte, Pérez en su alegato dijo que “ambos analizaron la prueba pero sin certeza” e hizo referencia a elementos probatorios que “si dan certeza como el informe pericial, huellas dactilares, muestras de sangre, informe que no se ha objetado dicen que ninguno de ellos están relacionados con Sauco”.

Respecto de los precintos encontrados en poder de Sauco, dijo que no son los mismos que tenía la víctima, “difieren en la medida”.

En cuanto a la autopsia, la abogada puso en duda la data de la muerte de Ferreyra: “Nos estamos basando en una cantidad de hipótesis sin tener certeza alguna” y pidió al juez que “si tiene dudas respecto del hecho debería beneficiar al imputado”.

“La defensa tiene certeza de que Sauco no estuvo en el lugar del hecho”, sostuvo y finalmente pidió la absolución de culpa y cargo de Sauco y que, “en caso de que persistan las dudas, se sentencie a favor del imputado”.

Tras ser llamado nuevamente por el juez Rodolfo Lineras, Sauco expresó: “No tengo nada más para decir”.

La sentencia se conocerá el 20 de noviembre a las 11.30 en la Cámara Primera en lo Criminal.

Pulsa aquí para comentar en Facebook