Miércoles, 18 Diciembre, 2019 - 11:11

Caso Maira Benítez: año de condena, hallazgos y cambios en una investigación que continúa

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En 2019 se cumplieron tres años de la desaparición de la joven Maira Benítez y fueron meses de avance en la causa judicial que marcó un hecho inédito, una sentencia por “homicidio simple” sin la aparición de un cuerpo.

Más tarde, el hallazgo de restos óseos en un campo de Villa Ángela también marcaron un antes y un después en el caso y extendieron el reclamo de justicia de la madre de Maira, Antonia Morán, que espera recibir las pruebas fehacientes de que pertenecen a su hija.  

Fue en mayo que la Justicia sentenció a Rodrigo Silva por “homicidio simple” a 21 años de prisión. Así lo resolvió el tribunal de la Cámara en lo Criminal de Villa Ángela, integrado por Ricardo Gonzáles Mehal, Hilda Moreschi y Daniel Ruiz.

Una de las últimas marchas, en pedido de justicia, encabezada por Antonia Morán. 

En tanto, por las acusaciones de partícipe secundario y encubrimiento agravado que pesaban tanto sobre el padre del único condenado, Catalino Silva, como sobre Luis Coria, Héctor Cáceres y Belén Ledesma, la Justicia resolvió absolverlos.

La noticia lejos de causar alivio fue otro golpe para Antonia que junto a su querella, Pablo Vianello en ese entonces, esperaba que el principal imputado sea sentenciado a la pena de prisión perpetua por el delito de “femicidio en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad” y con esto conseguir el resarcimiento que por ley le correspondería a Brisa, la pequeña hija de Maira. 

“Maira, hoy se cumplen 3 años dese que ya no estás conmigo… pero quiero decirte que nunca me cansaré de salir a las calles a pedir justicia”, expresó Antonia el 17 de diciembre, al cumplirse otro año de la desaparición de su hija.

Maira fue vista por última vez el 17 de diciembre de 2016 en Villa Ángela, los testigos aseguran haberla visto con Rodrigo Silva salir de un boliche e ir camino a donde éste residía, en un campo de propiedad del exjuez Eduardo Costa.

A la par de los cortos dos meses de juicio, que comenzó en marzo, continuaron las marchas e intervenciones de Antonia junto a organizaciones y movimientos feministas. Con el paso de las audiencias, la tensión se acumuló y Antonia terminó hasta denunciado ataques y amenazas por parte de familiares de las personas imputadas.

Lectura de la sentencia en la Cámara en lo Criminal de Villa Ángela.

Finalmente, en mayo, se conoció la sentencia y con esto el inicio de otra lucha para Antonia: que su nieta pueda ser alcanzada por la Ley Brisa, de resarcimiento para hijos de víctimas de femicidio.

Morán no descansó. El 21 de agosto, se conoció la noticia del hallazgo de 82 piezas óseas de un cuerpo humano, entre ellas parte de una dentadura, en una zona de campo en inmediaciones al casco urbano de Villa Ángela. Desde un primer momento, se dejó entrever que podrían pertenecer a Maira.

Fue casi un mes después que se desde la Fiscalía N° 1 de Villa Ángela confirmaron que la pericia odontológica arrojó como resultado “17 coincidencias más un hallazgo extraordinario” respecto de Maira. No obstante, las pericias realizadas por el Instituto Médico Forense del Poder Judicial sobre los demás restos hallados no lograron dar con ADN por lo que la identidad aún no fue corroborada.

Al menos así lo entiende Antonia, que a fines de noviembre rechazó la entrega de los restos, cambió su querella y anunció que solicitará nuevas pericias para dar con el ADN y contrastarlo con el de Maira. 

El lugar del hallazgo de los restos óseos. 

Así lo confirmó también su nueva abogada Silvina Canteros semanas atrás ante la falta de resultados certeros en las pericias realizadas por el Instituto Médico Forense del Poder Judicial de Chaco. Ésta “es una duda muy válida para una mamá que lleva una lucha hace más de dos años tratando de encontrar a su hija primero, descubrir las razones de su muerte y dar con los causantes”, sostuvo Canteros.

“Tengo el corazón herido y un nudo en la garganta y miles de preguntas que no tienen respuestas… pero aun así sigo luchando por vos mi Maira… nunca bajaré los brazos, nunca me rendiré…”, expresó en su último mensaje del 17 de diciembre.  

 “Maira Iris Benítez, presente ayer, hoy y siempre. 3 años sin vos, te extraño por siempre. Ángel de la eternidad, no estés triste si me ves llorar porque aun así re recuerdo feliz y sonriente como lo eras… sigue volando en lo más alto… negra mía que mamá sigue luchando por vos hasta el final que se haga justicia como debe ser”, concluye el mensaje de Antonia que esa tarde arribó a Resistencia para encabezar una nueva marcha junto a las organizaciones que la acompañan en su pedido de justicia.