Sábado, 29 Febrero, 2020 - 21:30

Carrió se retira de la política tras 26 años y se dedicará a dar charlas sobre humanismo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La diputada radical Elisa Carrió anunció varias veces su retiro a lo largo de sus 26 años en la política, pero a partir de mañana esa intención se convertirá en realidad, tras haber formalizado su renuncia a la Cámara baja para dedicarse a escribir, dar clases y charlas sobre humanismo, según declaró públicamente.

Carrió -que inició su vida política en 1994 a pedido de su padre, dirigente radical del Chaco, tras ser electa para la Convención Constituyente- participó el jueves de la sesión en la que se debatió el proyecto de ley para modificar las jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos, en lo que fue su última actividad como diputada nacional.

En tanto, ayer presentó una carta ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), junto a otros legisladores de la Coalición Cívica (CC), para denunciar lo que consideran "un golpe institucional" contra la Justicia, y solicitar al organismo que intervenga en defensa del sistema de protección de testigos e imputados de la Argentina.

Si bien la dirigente de 63 años, líder de la CC y pieza fundamental para el armado de Cambiemos, declaró que se dedicará a escribir un libro de su memoria política y a dar clases y charlas sobre humanismo, desde su entorno creen que su salida de los cargos no significa un alejamiento de la vida política.

El cansancio "moral y político" casi siempre fue el motivo esgrimido por la líder de la CC para amenazar con su retiro, pero esta vez dejó formalizado su alejamiento con bastante anticipación: el 28 de octubre último presentó su renuncia a la Cámara baja con efecto a partir del 1 de marzo de 2020.

"Seguramente el año que viene ya no estaré más en la política", había dicho la dirigente a la salida de una reunión de la mesa de acción política de Juntos por el Cambio, que por ese entonces preparaba su salida del Gobierno, tras la derrota electoral ante el Frente de Todos.

Según sus allegados, Carrió no pudo superar la derrota electoral y el inicio del nuevo gobierno precipitó su decisión.

Luego de la Convención de 1994, donde llamó la atención del ex presidente y convencional Raúl Alfonsín, fue candidata a diputada de la UCR en 1995 y 1999 por el Chaco, y en 2005, 2009, 2013 y 2017 por la ciudad de Buenos Aires, siempre electa.

Polémica, sin filtro, una máquina de hacer denuncias y "defensora de la República" como siempre se autoproclamó, querida por muchos y odiada por otros, Carrió ya no estará en su banca del Parlamento a partir de mañana, cuando el presidente Alberto Fernández de inicio a las sesiones ordinarias del Congreso. Su lugar será ocupado hasta el 2021 por el legislador del PRO José Patiño.

Así lo decidió ayer la Cámara Nacional Electoral que determinó que la banca de Carrió sea ocupada por quien seguía en la lista de candidatos de 2017 y no por una mujer, luego de una disputa en torno al cumplimiento de la Ley de Paridad de Género.

En los últimos años no dejó de ser verborrágica, cuestionó a ajenos a su partido y a propios también, e incluso, hasta el mismo ex presidente Mauricio Macri supo de su estilo combativo, y tomó distancia un tiempo de ella durante su gestión.

Tras la renuncia de Fernando de la Rúa, en 2001, construyó el partido Afirmación para una República Igualitaria (ARI) y, luego de dos años sin un cargo oficial, regresó a la Cámara de Diputados en 2005 como representante de la ciudad de Buenos Aires.

Desde el comienzo del gobierno de Néstor Kirchner, en 2003, fue una férrea opositora, y lidió con el alejamiento de varios dirigentes del ARI que se acercaron al gobierno.

Tendió puentes con distintos sectores como el Partido Socialista y Unión por Todos, el sello de la ahora presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y se acercó a Margarita Stolbizer y Enrique Olivera; y en 2007, lanzó la Coalición Cívica ARI y se postuló para presidenta con el socialista Rubén Giustiniani, quedando en segundo lugar, detrás de la fórmula Cristina Kirchner-Julio Cobos.

En 2011 volvió a presentarse en las elecciones presidenciales, pero sólo alcanzó el último lugar con el 1,83% de los votos, ante el histórico 54% que obtuvo la actual vicepresidenta. En 2015 integró la alianza Cambiemos, espacio conformado por la Coalición Cívica, el radicalismo y el PRO.

La última vez que se presentó a elecciones fue en 2017, cuando renovó su banca como diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires con más del 50% de los votos.

El apoyo de Carrió a Macri fue la piedra basal de la alianza Cambiemos (luego Juntos por el Cambio). Hoy, más allá de sus declaraciones respecto a un futuro ligado a lo académico, se reúne con allegados de su espacio y todavía tiene comunicación con Macri, aunque ya no asiste a las reuniones de la mesa directiva de Juntos por el Cambio.

Pulsa aquí para comentar en Facebook

Fuente: 
Télam