Viernes, 30 Octubre, 2020 - 20:32

Carrió recibió a Rodríguez Larreta y a Vidal en su casa con el objetivo de "fortalecer a Juntos por el Cambio"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Luego de que Cristina Kirchner y Alberto Fernández invitaran a los distintos sectores de la oposición a un diálogo para acordar un nuevo pacto social, algunos de los principales referentes de Juntos por el Cambio se reunieron en la casa de Elisa Carrió en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz.

Del encuentro participaron el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, la diputada Maricel Etchecoin y el líder del bloque de la Coalición Cívica en la Cámara de Diputados Maximiliano Ferraro.

“Esta tarde tuvimos un muy buen encuentro con @elisacarrio, @mariuvidal, @Maxiferraro y @metchecoin. Seguimos consolidando el equipo y trabajando juntos”, publicó Rodríguez Larreta tras el encuentro.

La reunión de las principales figuras de Juntos por el Cambio ocurrió el mismo día en el que el ex presidente Mauricio Macri puso condiciones para aceptar el diálogo que propuso el Frente de Todos. Con sus palabras, el ex jefe de Gobierno porteño apuntó a fijar la agenda del diálogo político para condicionar a Alberto Fernández y marcarle un límite a Rodríguez Larreta.

Es que tanto Rodríguez Larreta como Vidal, que son parte del sector más moderado de la principal coalición opositora y son partidarios de mantener una relación pragmática con el oficialismo, mientras que Macri y otros referentes de la oposición como Patricia Bullrich o Alfredo Cornejo son más confrontativos.

Esta semana, Carrió se había diferenciado del sector más combativo de Juntos por el Cambio cuando instó a la coalición opositora a acompañar la candidatura de Daniel Rafecas, propuesta por Alberto Fernández, para ocupar la silla de la Procuración General que hoy está a cargo interinamente de Eduardo Casal.

En esa línea, Carrió dijo que ahora el candidato presidencial de Juntos por el Cambio es Rodríguez Larreta: “Tiene su estilo, es un gran trabajador, sabe que tenemos diferencias en el excesivo pragmatismo de él, pero tenemos una excelente relación con la Coalición Cívica”.

Sobre su propuesta de acompañar a Daniel Rafecas como Procurador General, la líder de la CC dijo que el actual juez federal “sabe derecho, lo respaldan los fiscales más serios de la Nación y evitamos que Madura (Cristina Kirchner) tome el poder”. “Lo llamé hace 6 meses y le dije: Mire, Rafecas, no levante su propuesta porque puede ser la última salvación de la República”, contó Carrió en declaraciones al canal LN+.

“Macri tiene que decidir si quiere una justicia independiente o quiere ir preso. Yo no soy amiga de Alberto Fernández, pero es mi presidente. Si uno es republicano no es golpista”, enfatizó la ex diputada nacional. A su entender, “hoy en día es necesario un gesto institucional exento de especulaciones políticas, más en estos momentos de tanta desconfianza en la República y las instituciones”.

“Ese gesto tiene que ser salir de las pequeñeces personales y prestar los dos tercios a la designación del Procurador General de la Nación propuesto por el Presidente de la Nación, Dr. Rafecas”, indicó Carrió. “Escucho diatribas contra la estrategia pensada, no es que cambié porque la tengo desde marzo, de dar apoyo institucional desde el Senado de la Nación al juez Rafecas. La verdad es que no tendría que darles explicaciones porque ustedes confían en mí cuando los ayudo y después no confían y después pasan a confiar”, sostuvo la ex diputada.

Pocas horas después de pronunciar esa frase, en una entrevista televisiva Carrió aseguró que “Macri ya fue”. Después de reconocer su enojo con el ex Presidente, Carrió dijo: “Ahora estoy enojada, pero vaya que lo he bancado. Ahora estoy enojada porque me faltó el respeto, pero soy amiga de Juliana (Awada). Él ya fue; fue, quieras o no, Marcelo T. de Alvear ya fue... ¿qué más querés?”.

Ese pronunciamiento de Carrió generó algunos cruces internos en Juntos por el Cambio, que ya había dado por cerrada la discusión. Es que para que Fernández logre su objetivo de que Rafecas quede a cargo de la Procuración, el oficialismo tiene que reunir dos tercios de los votos en el Senado y para eso necesitaría apoyo de la oposición.

“En la historia se juega con nombre y apellido, como con la corrupción. A la Coalición Cívica no la va a atropellar la historia por mezquindades personales y especulación. Si no lo hacemos vamos al régimen de Maduro”, explicó la cofundadora de Cambiemos.

HACÉ CLICK ACÁ PARA COMENTAR EN FACEBOOK

Fuente: 
Infobae