Jueves, 7 Agosto, 2014 - 16:55

Capitanich y De Vido criticaron a industriales por “apoyar candidatos” y “condicionar inversiones”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Planificación, Julio de Vido, criticaron hoy a la dirigencia industrial al remarcar que realiza congresos para propiciar "un ámbito de negociación política para apoyar a un candidato o a un grupo de candidatos" y "condicionar decisiones de inversión".
 
De esta manera, los funcionarios salieron al cruce del 7º Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), donde los empresarios alertaron sobre la recesión económica y la falta de incentivos para el sector privado.
 
En ese encuentro, el titular de la UIA, Héctor Méndez, aseveró que "imaginar que pueda haber inversión hoy es casi un disparate porque el horizonte es incierto y se necesita previsibilidad". 
 
Por su parte, Ercole Felippa, titular de la Unión Industrial provincial, denunció que en la entidad recibieron "amenazas, persecuciones, aprietes" cuando advirtieron sobre la "pérdida de competitividad" y que el país iba a "caer en recesión".
 
Como respuesta, Capitanich sostuvo que "muchas veces cuesta creer que muchos industriales, o mejor dicho muchos dirigentes que representan a determinados sectores de la industria, en realidad no expresan intereses propios de la industria, sino intereses ajenos a la industria y asociados a una estrategia de carácter político".
 
En ese sentido, medios cordobeses dan cuenta de que Felippa, quien abandonará próximamente la conducción de la UIC, podría ser el candidato a gobernador de una alianza opositora.
Por su parte, el ministro de Economía, Axel Kicillof, reclamó a los empresarios nacionales que "no" usen a los "fondos buitre" como "excusa para no invertir" y los instó a "tomar riesgos e invertir en lo productivo".
 
En su habitual contacto matinal con la prensa en la Casa Rosada, Capitanich apuntó que "muchos de estos congresos (por el coloquio de Córdoba) más que expresar una posición estrictamente objetiva respecto al tema industrial, constituyen un ámbito de negociación política para apoyar a un candidato o a un grupo de candidatos".
 
En la misma línea, De Vido afirmó en un comunicado que "nunca antes la industria tuvo un modelo que permita condiciones tan favorables para la inversión como el que puso en marcha Néstor Kirchner en 2003 y profundiza la presidenta Cristina Fernández, a pesar de los buitres que desde afuera, apoyados desde adentro, pretenden detener este proceso de reindustrialización e inclusión".
De Vido aseguró que "en estos 11 años se han generado condiciones extraordinarias para la industria, con costos de energía muy competitivos a nivel internacional, la mano de obra mejor calificada y de mayor productividad, y la expansión de la infraestructura para acompañar al sector, que acumuló un crecimiento de 113 por ciento, y la creación de 6 millones de empleos".
 
El ministro consideró que "condicionar o postergar decisiones de inversión es la peor contribución que puede hacer el sector industrial para evitar que Argentina regrese al sometimiento de la especulación financiera local e internacional, a la fuga de capitales, a la recesión y a la reprimarización de su sistema económico".
 
De Vido recordó que "la industria ya vivió este proceso en la década del '90 cuando quedó al borde de la destrucción definitiva". 
 
Fuente: 
Agencia DyN