Lunes, 4 Agosto, 2014 - 15:21

Aníbal Fernández ya dijo que no
Capitanich, uno de los cuatro dirigentes K en condiciones de suceder a Grondona en la AFA

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El sillón del fallecido Julio Grondona tiene enorme trascendencia política y económica pero no cualquiera podría ocuparlo. ¿Sería para el chaqueño un premio consuelo si se frustraran proyectos de máxima o insistiría con ser intendente?

El punto 5 del Artículo 50 del Reglamento de la Asociación del Fútbol Argentino señala que “La persona postulada debe acreditar su condición de directivo de club directamente afiliado a esta Asociación; o de Liga afiliada; o de clubs indirectamente afiliados a ésta; o haber pertenecido a algunos de los distintos Cuerpos, Comisiones y Asesorías que integran los organismos que conforman la Asociación del Fútbol Argentino, por períodos no inferiores a cuatro años, como mínimo (…)”.

Según publica este lunes el portal deportivo “4-4-2”, más más allá de quiénes estén interesados, sólo cuatro altos dignatarios kirchneristas podrían ser titulares de la AFA según el Reglamento: Jorge Capitanich (presidente -de licencia- de Sarmiento); Martín Sabatella, Carlos Heller (ex vice de Boca) y Aníbal Fernández (presidente de Quilmes), aunque este último se autoxcluyó con una frase muy suya: “Ni en pedo”. Pero la AFA no es un botín menor para ninguna fuerza política, y es la primera vez tras décadas que se abre una grieta en su monolítica estructura.

El jefe de Gabinete preside el Club Atlético Sarmiento desde 2007, aunque actualmente está de licencia y el cargo lo ocupa el 2º Vocal, Gabriel Lemos. Claro que para que Capitanich o cualquiera de los otros sea presidente tendría que obtener el voto del resto de los miembros de la Asamblea de la AFA.

Capitanich ganó dos veces la gobernación de Chaco y se considera un presidenciable (o “vice-presidenciable”) tanto por su capital político como por su fuerza territorial, pero nada está cerrado en el proyecto nacional peronista de cara a 2015, por lo que 'Coqui', así como más de una vez bromeó con volver a ser candidato arrancando 'de abajo', bien podría optar, como premio consuelo y hasta para despuntar el vicio, con presidir la AFA.