Viernes, 22 Enero, 2021 - 10:13

Capitanich se refirió al reclamo salarial de docentes: “Tenemos que comprometernos todos para iniciar el ciclo lectivo”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El gobernador Jogre Milton Capitanich habló del conflicto en conferencia de prensa junto al ministro de Educación de Nación, Nicolás Trotta, en el marco de una visita del funcionario a la provincia.
 
El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, llegó a la provincia y realizó diferentes actividades, pero el anuncio excluyente fue que en Chaco las clases serán presenciales y obligatorias desde el 1 de marzo, aunque se plantea un esquema de bimodalidad.
 
Por un lado, se puede tener “días de clases presenciales y días en el hogar si se necesita dividir el aula en dos”, según afirmó Trotta. Otra de las opciones será establecer bloques: “Una semana un grupo de alumnos en la escuela y el resto de estudiantes en el hogar con una planificación del trabajo educativo a distancia”.
 
Según afirmaron el personal docente comenzará a ser un grupo prioritario para recibir las dosis de vacunas contra el Covid-19 a partir de febrero.
 
Pero a esta intención se le contrapone la posición de los sindicatos docentes, sobre todo los nucleados en el Frente Gremial Docente –ATECH, Federación SITECH, UTRE CTERA, SADOP, SETPROCH, UGREBI- quienes plantearon al ministro nacional directamente la “imposibilidad del inicio de clases”.
 
Es que desde el Frente Gremial vienen marcando la “grave situación salarial de la docencia” y durante la semana ya advirtieron sobre el no inicio del ciclo lectivo. “Ante la indiferencia puesta de manifiesto por el Gobierno provincial al dejar transcurrir la primera quincena de enero del nuevo año sin responder siquiera a la solicitud de la audiencia efectuada por el espacio en octubre último y en el marco de un conflicto que abarcó desde la culminación del receso de invierno de 2020 y hasta el último día del ciclo escolar del mismo, habida cuenta del incumplimiento gubernamental de pago de la cláusula gatillo adeudada y comprometida por el propio primer mandatario del Chaco, y a instancias del Frente Gremial, en el seno de la Comisión de Política Salarial y Condiciones de Trabajo,  para que representara la base de la pauta salarial para el recientemente terminado año 2020”, expresaron.
 
Además, en un documento entregado al funcionario en una reunión que mantuvieron, señalaron que “a la gravísima crisis salarial docente chaqueña, debe sumarse el estado de situación de los establecimientos educativos de la Provincia en todo su territorio, estado deplorable de gran cantidad de edificios, a falta de agua en muchas de ella, falta de sostenimiento y de mantenimiento permanente desde el Estado, habiendo hecho recaer tal obligación estatal de mucho tiempo a esta parte, sobre las espaldas de los docentes, padres y alumnos; falta de acondicionamiento de los espacios físicos imprescindibles para garantizar las medidas básicas de bioseguridad para los docentes y los propios alumnos en cada escuela”.
 
Sobre esta situación se refirió el gobernador Jorge Capitanich en una conferencia de prensa junto a Trotta. “Nosotros vamos a iniciar un proceso de diálogo con los gremios en forma progresiva. En ese sentido lo vamos a hacer con la intensidad que esto requiere, con el máximo nivel de compromiso y convicción para hacerlo”, indicó el gobernador.
 
De igual manera, el mandatario provincial analizó que “para hacerlo lo que tenemos que entender es lo siguiente: la República Argentina viene de una cuadro recesivo 2018/2019; la pandemia agravó el cuadro recesivo en el año 2020. De manera que lo que hemos visto es caída del PIB y un mecanismo de afectación de los niveles de recaudación”.
 
Por supuesto que sería loable hacer un esfuerzo en cumplir con la cláusula gatillo, pero ocurrió una pandemia, que ha generado un problema serio: 3,5 millones de trabajadores informales quedaron sin trabajo, tuvimos que recurrir, y lo hizo el Estado Nacional a través del sistema de seguridad social, a cerca de 9 millones de personas con IFE más ATP para poder que se puedan pagar los sueldos”, afirmó Capitanich y agregó que ese cuadro “extremadamente complejo” derivó en “dos billones de déficit fiscal global para atender una emergencia sanitaria que no estaba contemplada”.
 
Los trabajadores tienen todo el derecho de decir ‘ese no es mi problema, es problema de ustedes’, y eso es cierto. Ahora bien, el problema central es que hay que administrar seria y responsablemente los recursos, porque si uno se compromete con una política salarial que después no puede cumplir, en definitiva la buena noticia de hoy se transforma en una mala noticia mañana”, añadió.
 
En ese sentido, expresó que “los dirigentes gremiales son personas debidamente experimentadas” y consideró que “nadie discute la necesidad de un salario docente digno, es una cuestión que no puede formar parte ni siquiera de un proceso de análisis”. En esa línea, declaró que “todos estamos planteando que hay injusticia social, desigualdades, asimetrías, que hay necesidad de una reparación extraordinaria, no solo para el pueblo trabajador sino para aquellos desocupados. La pandemia ha generado un nivel de impacto tremendo”.
 
Ante esa situación, dijo que “tenemos que comprometernos todos para comenzar el ciclo lectivo, para promover la presencialidad, para generar las condiciones de lograr que exista una revinculación de docente-alumno, alumno-escuela. Es algo esencial. De manera que todos vamos a hacer el máximo esfuerzo, eso tienen que tener la tranquilidad todos los dirigentes gremiales y todos los trabajadores docentes, vamos a hacer el máximo esfuerzo para asignar recursos que nos permitan resolver un problema”.
 
Todos quieren maximizar sus intereses y sus demandas, lo cual es legítimo, pero nosotros lo vamos a hacer con el máximo nivel de responsabilidad para que las condiciones impliquen inicio del ciclo lectivo de una manera consistente”, cerró el gobernador chaqueño.
 
Por su parte, Trotta fue más escueto en su respuesta y repasó que “nuestro gobierno una de las primeras medidas que adoptó fue la reinstitucionalización de la paritaria nacional docente, a lo largo del 2020 suscribimos cuatro paritarias docentes que permitieron robustecer el salario inicial garantizado de todos los maestros de Argentina, implicó también la duplicación del incentivo docente y la consolidación del fondo compensador”.
 
“La última paritaria fue firmada el 30 de noviembre pasado con el compromiso de la convocatoria a una nueva mesa paritaria para el mes de febrero que vamos a convocar para discutir este tema” agregó y señaló que “reafirmamos constantemente nuestra vocación de diálogo con todos los maestros de nuestro país, esa es la perspectiva que nosotros tenemos para poder consolidar la capacidad de respuesta que nuestra escuela y nuestro sistema educativo necesita”.