Viernes, 27 Diciembre, 2019 - 17:32

Capitanich le respondió a la UCR: "Saneamos las deudas y dejamos un municipio ordenado"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Luego de las declaraciones de bloque de concejales de la UCR en la que denunciaba la “situación crítica” económica de Resistencia, el ex intendente de la capital, Jorge Capitanich salió a “desmentir las acusaciones mediáticas”.
 
Según el ahora gobernador, en su administración “permitió sanear las cuentas que habíamos heredado de la gestión anterior y dejamos una municipalidad ordenada con flujo financiero”. Es que el radicalismo destacó que con la gestión de Capitanich la deuda creció de 350.000.000 a $1.301.920.846, junto a un incremento de casi mil empleados.
 
El mandatario provincia dijo que “en diciembre del 2015 – cuando asumió la intendencia - la Municipalidad de Resistencia ya había acumulado una deuda de $689 millones heredada de la gestión de la ex intendenta Aída Ayala, que en aquel momento equivalía al 40% de los ingresos presupuestados para ese año”.
 
Según él, “luego de un proceso que comprendió compensaciones, renegociaciones, y planes de pago, se logró que de ese monto solo queden $50 millones pendientes, distribuidos en un cronograma de pago en cuotas”.
 
“Si a eso le sumamos los saldos pendientes de pago del ejercicio, la deuda pública actual del municipio no alcanza al 10% de los ingresos presupuestados. Este porcentaje se reduce aún más si consideramos los ingresos reales estimados para este año 2019”, explicó.
 
Sobre el incremento de 4500 a 5500 empleados municipales, según lo informado por el bloque radical, Capitanich dijo que “iniciamos la gestión con 5.757 trabajadores entre agentes de planta permanente, y jornalizados y finalizamos el 2019 con 5.254 agentes en planta permanente mediante un importante proceso de regularización laboral”.
 
“Redujimos prácticamente la totalidad de  trabajadores en situación de precarización laboral dentro del municipio y a su vez se produjo el retiro de 786 personas por cesantías, renuncias y jubilaciones”, detalló.
 
Por otro lado, en las declaraciones volcadas hoy, la UCR denunció una exclusión de Resistencia en saneamientos económicos, dados a 35 municipios, de parte del Ejecutivo provincial que tenía como causa “interna partidaria” con el Intendente Gustavo Martínez. 
 
Ante ello, el gobernador dijo que “no existe ninguna discriminación hacia la Municipalidad de Resistencia”, y explicó que” se diseñó un esquema de adelantamiento de cuotas mientras se cumple regularmente con los pagos de coparticipación”.
 
“Atendimos las urgencias financieras derivadas de la imposibilidad de muchos municipios de no poder pagar aguinaldos. En los casos concretos hicimos una verificación y planteamos el adelantamiento. Los que no tenían problemas, no adelantamos. Les pedimos que sean solidarios a quienes no lo necesitan”, expresó el gobernador, y remarcó que “por lo tanto no existe ninguna discriminación hacia la Municipalidad de la Ciudad de Resistencia”.
 
 
 

Notas relacionadas