Sábado, 8 Agosto, 2020 - 10:30

Capitanich encabezó el acto por los 69 años de la provincialización del Chaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En un acto simbólico, el Gobernador recordó el complejo proceso histórico del paso de Territorio Nacional a Provincia, y el rol fundamental de Evita y del referente sindical Felipe Gallardo para lograr ese objetivo. Destacó que, por esos años, además de contar con más de 430.000 habitantes, Chaco "ya había generado un proyecto de desarrollo en materia forestal, ganadera y agrícola".

El gobernador Jorge Capitanich junto y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga encabezaron este sábado 8 de agosto, el izamiento de las banderas argentina y chaqueña, en el marco de la conmemoración del 69° aniversario de la Provincialización del Chaco. El acto contó con el acompañamiento del presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Hugo Sager.

A 69 años de aquel día en que el Chaco nacía como provincia, Capitanich expresó que “hoy los desafíos son ser símbolo de la recuperación de la economía argentina sobre la base del desarrollo agroindustrial, cadenas productivas con valor agregado que generen empleo, y preservar nuestra convivencia pacífica y civilizada sobre la base de nuestra identidad plurilingüe multicultural y plurirreligiosa”.

El gobernador remarcó que la provincialización “fue un acontecimiento muy importante, jerarquizando las condiciones de nuestra provincia, que en ese momento tenía 430.000 habitantes y había generado todo un proyecto de desarrollo en materia forestal, ganadera, agrícola”.

Tras un breve recorrido histórico por el complejo entramado histórico del paso de Territorio Provincial a Provincia, el Gobernador recordó que, en ese camino el Chaco “tuvo múltiples iniciativas legislativas, después de la ley 1532, que establecía las condiciones para la representación parlamentaria en el Congreso Nacional y la Constitución de legislaturas con si más de 30 mil habitantes”.

Al respecto, señaló que “esto nunca se cumplió, y líderes sindicales como Felipe Gallardo promovieron la provincialización, que llegó legó a manos de Evita en 1950”. En la búsqueda de ese objetivo, también Juan Domingo Perón recibió a una delegación de trabajadores y, a su vez, Evita lo impulsó en el año 1951, hecho que se tradujo en una media sanción del Senado, el 5 de julio de ese año.

“La notificación de Evita como Presidenta del Partido femenino, después el 5 de julio a través de la presentación del Senador Teisaire y el 20 de julio la sanción de la ley y el 8 de agosto, lo que hoy celebramos la promulgación”, resumió el Jefe del Ejecutivo chaqueño.

El mandatario enumeró las cuestiones en las que el Chaco se destacaba, como ser: “Producción de algodón, actividades culturales y educativas, como la extensión de la educación primaria, y la educación secundaria, en las principales ciudades, los juzgados de Paz, y un crecimiento fervoroso como es el ímpetu y la pasión que inspira a cada uno de sus habitantes”.

"Un día de reflexión y compromiso por lo que falta hacer"

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Sager, quien acompañó al Gobernador y la Vicegobernadora en el acto simbólico afirmó que cada 8 de agosto es “un día especial para el Chaco” y “debe ser un día de reflexión y un día de compromiso por lo que falta hacer”.

Sager consideró que “la provincialización es algo que durante mucho tiempo quienes habitaban el Territorio Nacional buscaban, para consolidarse institucionalmente y para que políticamente también tenga representación”.

En esa línea, insistió con que “antes de eso, Chaco no tuvo participación en los grandes sucesos políticos de la construcción de la Argentina, y poder provincializarse era una de sus metas” y que “muchas veces fue botín del poder político y económico porteño que no permitía que esto se consolide”.

El legislador provincial, también valoró la figura de Evita como “quien recogió la voluntad mayoritaria de los chaqueños, la llevó al Congreso, gestionó para que se tratara y así surgió la Ley, con el apoyo masivo de los trabajadores chaqueños, muchos de ellos liderados por quien fuera el primer gobernador electo, Felipe Gallardo”.

69° años del nacimiento del Chaco como provincia

Durante la presidencia del general Juan Domingo Perón, en 1946, se presentaron en las Cámaras del Congreso Nacional varios proyectos de provincialización, no sólo del Chaco, sino también de La Pampa, Río Negro, Chubut y Misiones.

Un año después el Chaco ya había incrementado su población a 430.555 habitantes (según Censo Nacional de 1947), además de haber incrementado su desarrollo económico basado en el cultivo del algodón y el gran avance en materia educativa y cultural.

En 1947 sucede la primera visita al Chaco de María Eva Duarte de Perón, esposa del primer mandatario, quien recibe un petitorio elaborado por la Delegación Regional de la C.G.T., con firmas reunidas de todo el interior chaqueño que proclamaban la provincialización.

Luego de la reforma constitucional de 1949, los territorios nacionales toman nuevos impulsos ya que les estaba permitida su participación en las elecciones de presidente y vicepresidente de la Nación. Derecho que recién pueden usar en el año 1951, pudiendo votar también las mujeres. Se repite el pedido a la primera dama en su segunda visita al Chaco, ocurrida en 1949. Finalmente, una delegación de dirigentes obreros chaqueños se entrevista con Perón en 1950, quien se comprometió a impulsar ante el Congreso Nacional una ley sobre este tema.

Todas estas gestiones tuvieron sus frutos cuando Eva Perón envió una carta al presidente de la Cámara de Senadores, doctor Hortensio Quijano, el 27 de junio de 1951, solicitando la provincialización del Chaco y La Pampa. Así es como ambos pedidos fueron inmediatamente satisfechos, con el dictado de la Ley 14.037, sancionada el 20 de julio de 1951 y promulgada por el presidente Juan Domingo Perón el 8 de agosto de 1951.

Luego de la provincialización se llevó adelante una Convención Constituyente, que se reunió en el local de la ex Escuela de Niñas, actual Escuela N° 2 “Raúl B. Díaz”, que debía dictar una Constitución que asegurarse la administración de la justicia, el régimen municipal y la educación pública, que garantizase la libertad personal, los derechos del trabajador, de la familia y de la ancianidad, la educación y la cultura. La misma fue sancionada el 21 de diciembre de 1951.

Una vez en vigencia la nueva Constitución Provincial, fue necesario convocar a elecciones para designar las nuevas autoridades del Poder Ejecutivo y Legislativo. El acto eleccionario fue realizado el 12 de abril de 1953, siendo electo gobernador Felipe Gallardo y vicegobernador Deolindo Felipe Bittel.