Martes, 28 Julio, 2020 - 09:23

Capitanich e intendentes analizaron medidas luego de las concurridas salidas del fin de semana

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El gobernador recibió a los jefes comunales con el objetivo de analizar lo que fue el primer fin de semana de la fase 1 del plan de desescalada, algo que no mostró buenos resultados teniendo en cuenta la gran cantidad de personas que se aglomeraron en diferentes espacios públicos.
 
En ese sentido, se convocó a esta reunión de la que participaron el intendente de Resistencia Gustavo Martínez y sus pares de Barranqueras, Magda Ayala; de Fontana, Patricia Rodas; y de Vilelas, Víctor Rea. Además también estuvieron presentes la ministra de Seguridad Gloria Zalazar, el jefe de la Policía Ariel Acuña y representantes de diferentes sectores de la sociedad, como José Luis Cramazzi, presidente de la Fechaco.
 
Gustavo Martínez ya había dicho ayer lunes que iba a “plantear al gobernador volver atrás” en el sentido de las flexibilizaciones en lo que es esparcimiento público, ya que no lo piensa así para el comercio, que seguiría trabajando como lo establecen las normas de la fase 1.
 
Tras el encuentro, Martínez tomó contacto con medios que estaban en el lugar y manifestó que lo sucedido el domingo generó “nuestra preocupación para poder garantizar la continuidad de este proceso”.
 
 
Estamos muy entusiasmados en poder volver a la normalidad y trabajando con la provincia para que la actividad económica retome el volumen que ha tenido siempre en Resistencia”, expresó el intendente, pero “va a depender muchísimo de cómo actuemos como sociedad este próximo fin de semana y cómo nos comportemos en el respeto de las pautas establecidas”, adelantó.
 
Además recordó que “podemos salir de la casa, podemos ir a un espacio público cerca de nuestra casa, podemos hacer actividad de esparcimiento. Ahora, ¿qué no podemos hacer? Realizar deportes colectivos barriales, el fútbol, el voley, la fiesta privada”.
 
Así las cosas, por el momento el plan de desescalada seguirá su curso durante esta semana y las autoridades esperarán el fin de semana para volver a analizar el comportamiento social. “El próximo lunes vamos a evaluar esta cuestión”, dijo el intendente capitalino, y resaltó que “es muy importante el trabajo que se va a desarrollar con organismo provinciales para que todos tengamos tranquilidad de que no vamos a arriesgar esto, que es semana a semana ir ganándole a una pandemia que ha puesto de rodillas al mundo”.
 
Cabe remarcar que desde que se empezó a hablar de la 'desescalada', siempre marcaron la importancia de la responsabilidad social para que se pueda ir avanzando de fase, teniendo en cuenta que el plan tiene con tres etapas que en cada una suma flexibilizaciones.
 
Es por eso que las imágenes del domingo, jornada en que la mayoría de los parques y plazas estuvieron muy concurridos, calaron hondo en el Ejecutivo provincial y Municipales, que ahora analizan cómo continuar.
 
Sobre la situación vivida el fin de semana en parques y plazas del área metropolitana, donde todavía hay circulación comunitaria del virus, Jorge Capitanich expresó que “esta etapa de implementación del plan debe efectuarse sobre un principio esencial: la coordinación”.
 
 
En virtud de los procesos de ocupación de los espacios públicos -hay entre 450 y 500 en el Gran Resistencia- el intendente Martínez requirió una preocupación e inmediatamente convocamos a intendentes, miembros del Comité de Evaluación y Monitoreo de Emergencia Sanitaria”, dijo el gobernador, a la vez que señaló que se hizo “una evaluación rigurosa de la evolución de la ocupación de los espacios, del cumplimiento estricto de los permisos y sobre todo el cumplimiento fiel del marco regulatorio establecido”.
 
Apelamos siempre a la responsabilidad individual y comunitaria”, dijo el mandatario provincial y agregó que “si no nos cuidamos no somos solidarios con los que necesitan. Si queremos que trabaje el comercio, la producción, la industria, tenemos que ser solidarios, si no nos tenemos que mover por razones esenciales, tenemos que quedarnos en casa”.
 
Todos saben que fiestas privadas no se pueden realizar, no se puede jugar al fútbol. Estamos con clubes cerrados no por capricho de nadie, sino porque son fuente de contagios”, dijo también el gobernador, que por último expresó: “De qué vale que puertas afuera haya una regulación si puertas adentro no nos cuidamos”.

Capitanich enfatizó en que las restricciones y medidas se deben tomar puertas adentro, y desestimar las reuniones familiares y partidos de fútbol en los barrios. “Estamos ante una pandemia que se lleva vidas todos los días, por lo tanto, es necesario el cumplimiento estricto, no hay medidas caprichosas, todas las medidas que proponen los especialistas son en base al entendimiento de que la agenda sanitaria es prioridad”, remarcó.

Por último, el gobernador aseguró que los indicadores epidemiológicos continúan en descenso “pero la batalla no está ganada, es una pandemia compleja”, aseguró y recordó: “si miramos al mundo, se ha demostrado que vencer la pandemia implica estar unidos y solidarios, para que el que no trabaja, pueda trabajar. Hay que hacer un uso muy responsable del marco regulatorio, porque si no lo hacemos, perjudicamos a los que más necesitan”, finalizó.

 
El plan inicial era que la fase 1 sea hasta el 7 de agosto, siempre y cuando los índices sanitarios no empeoren. Ayer el Ministerio de Salud de Nación informó 32 nuevos casos de coronavirus en la provincia, mientras que se lamentaron tres muertes. Ahora, la nueva meta será el próximo fin de semana, y a partir de allí se evaluarán pasos a seguir.

“LA CONTINUIDAD VA A DEPENDER DE CÓMO NOS COMPORTEMOS”

Por su parte, el intendente de Resistencia Gustavo Martínez, expresó que la preocupación es poder garantizar la continuidad del plan de desescalada. “Todos estamos muy entusiasmados de volver a la nueva normalidad y trabajar para que la actividad económica retome su volumen y necesitamos que esta actividad, no se vea afectada por el esparcimiento y el uso del espacio público porque eso pone en riesgo la posibilidad de que muchas personas puedan llevar el sustento a sus casas”, aseveró y agregó que “la continuidad va a depender de cómo nos comportemos en el respeto de las pautas”.

El intendente de Puerto Vilelas, Víctor Rea, se mostró muy preocupado por la circulación de personas que hubo el fin de semana. “El cuidado es responsabilidad de cada persona, debemos ser solidarios y comprender que hay muchas personas que necesitan salir a trabajar para traer en plato de comida a su casa”, sentenció.

En este sentido, solicitó a las y los vecinos que respeten las normas de cuidado para frenar la propagación del Covid 19. “Los trabajadores de la salud y de la seguridad están muy cansados, llevan muchos días trabajando a destajo para cuidar de la sociedad, lo que sucedió el pasado fin de semana fue una falta de respeto, principalmente, para ellos”, agregó.

Al igual que sus pares, la intendenta de Fontana Patricia Rodas solicitó a las vecinas y vecinos cumplir con las normativas sanitarias vigentes para poder seguir con el Plan de Desescalada propuesto por los gobiernos provincial y municipal y respaldado por un amplio sector organizacional y civil. “El virus sigue entre nosotros, salgamos a relajarnos, pero respetando el tiempo y las normas de seguridad sanitaria dictadas”, dijo y aseguró que espera que no se repita la imprudencia que tuvo lugar este fin de semana.

Quien también se mostró preocupado por lo ocurrido, fue el presidente de Federación Económica del Chaco, José Luis Cramazzi, quien explicó que se entiende el cansancio de las personas pero que luego de tanto esfuerzo apela a la responsabilidad social. “Las imágenes de parques desbordados de personas, reuniones sociales, campeonatos de fútbol no pueden tener más lugar en Gran Resistencia es necesario comprender que seguimos con circulación viral”, indicó.

Notas relacionadas