Viernes, 27 Diciembre, 2019 - 08:52

“Capitanich debe entender que Resistencia no le pertenece a Martínez”, aseguran desde la UCR

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La concejal por la UCR, María Teresa Celada, recordó que “en los últimos días se ha hecho público el Decreto Provincial 167/19, donde se le otorga a 35 municipios un auxilio económico para solventar los gastos que debieran enfrentar a causa de las fiestas de fin de año y la realización de las actividades sociales, culturales, asistencia alimentaria, que éstas conllevan”.
 
En torno a ello los concejales del Bloque UCR integrado por Carlos Salom, Dino Ortiz, Carla Cantero y presidido por María Teresa Celada, manifestaron su malestar por las medidas “arbitrarias tomadas por el Ejecutivo Provincial. Los cuatro han coincidido que la interna del PJ sigue empañando el normal desarrollo de las actividades de gobierno y los más perjudicados siempre terminan siendo los vecinos de nuestra ciudad”.
 
Los Concejales advierten que Resistencia “también se encuentra en una situación crítica, ya que la deuda que se ha heredado es de $ 1.301.920.846 aproximadamente y 5500 empleados. A comparación de lo que el mismo Capitanich, junto a sus funcionarios afirmaron en 2015 de cómo encontraron el municipio, donde la deuda era de 350.000.000 y había 4500 empleados, como quedó expuesto en los portales de noticias del 2 de diciembre del mismo año”.
 
La presidente del Bloque explicó: “En uno de los puntos donde se justifica el motivo por el cual se le brinda ayuda a estos municipio, se dice que es a causa de la reducción de ingresos genuinos y coparticipables, siendo que el ex Intendente y actual Gobernador afirmaba que Resistencia era uno de los municipios más desfavorecidos por el gobierno provincial y nacional, es por eso que no entendemos que ha ocurrido, si se olvidó de esta situación o simplemente priorizó su enemistad partidaria con el actual Intendente, antes que el bienestar de los vecinos”.
 
Para finalizar, reconocieron que “quedan a la espera de una explicación, no hacia ellos sino más bien hacia los vecinos”. Y desean que “las internas partidarias no sigan opacando la calidad de vida de los ciudadanos”.