Lunes, 3 Febrero, 2020 - 12:34

Capitanich, ¿con aspiraciones al PJ nacional?: la idea de institucionalizar el Frente de Todos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En medios nacionales se habló sobre el tema. Jorge Capitanich sería el elegido de Alberto Fernández para conducir las riendas del Partido Justicialista a nivel nacional y poder desarrollar una tarea: que el Frente de Todos, coalición gobernante, incie un proceso de institucionalización.
 
El gobernador chaqueño se refirió al tema en la conferencia de prensa que dio junto a su par correntino, Gustavo Valdés, tras una reunión que mantuvieron en la vecina provincia.
 
La consulta fue respecto a una posible candidatura para quedarse con el PJ Nacional luego de más de un encuentro tanto en Chaco como en Buenos Aires con el presidente Alberto Fernández.
 
Capitanich eligió comenzar la respuesta con un poco de humor e ironía. “No existe postulación alguna en el Partido Justicialista. El PJ funciona más o menos del mismo modo que la elección de un Papa; funciona como un colegio cardenalicio pero no tiene Capilla Sixtina. Es un tema bastante complicado para lograr un consenso respecto a quien efectivamente quiere conducir formalmente el espacio”, dijo entre risas.
 
Claro, el actual presidente del PJ, el sanjuanino José Luis Gioja, quiere seguir ocupando su sillón de Matheu 130, la histórica sede del partido. Gioja está en el cargo desde el 2016, y si bien sufrió el duro revés en las elecciones de medio término del 2017 –al igual que Alberto Fernández-, también puede ostentar que bajo su mandato el PJ se reunificó, renovó estrategias, convocó a los que se habían ido y logró recuperar el gobierno sólo cuatro años después de perderlo.
 
Pero Capitanich sabe lo quiere Fernández y lo comparte. Habló de “nosotros” como un bloque dentro del justicialismo y explicó que “tenemos un interés en construir una confederación de partidos con el Frente de Todos y obviamente para eso el PJ tiene que tener a nivel nacional una conducción formalmente establecida para el mes de marzo o abril. O sea, estamos trabajando para obtener un consenso”.
 
A continuación, se alejó de polémicas y dijo que “de mi parte lo único que quiero transmitir es que no tengo ningún interés en promover discusiones, debates estériles ni confrontación con otros compañeros y compañeros”.
 
Pero luego siguió explicando su idea: “Lo que deseo realmente es lograr unidad en la diversidad, que el justicialismo logre un proceso de normalización a nivel nacional, que tenga una agenda de trabajo, que funcione activamente como un partido de gobierno bajo la conducción estratégica del presidente de los argentinos, pero que pueda ampliar el campo de acción con el Frente de Todos”.
 
En ese momento habló de la situación de la oposición, con una de las figuras importantes de Juntos por el Cambio sentado a su derecha (Valdés es uno de los tres gobernador radicales). “La democracia argentina se va a fortalecer cuando Juntos por el Cambio o la UCR y el PRO y otros partidos puedan constituir una coalición que efectivamente sea de oposición pero que tenga una perspectiva de alternancia en la medida en que intervenga activamente en el debate político”, dijo.
 
Más adelante, volvió sobre una idea que supo tocar en vísperas del 17 de octubre de 2019: la internacionalización del PJ. “Nosotros creemos que el justicialismo tiene un rol preponderante pero no solamente a nivel nacional, sino a nivel internacional. Es el partido con mayor nivel de afiliación de occidente”.
 
En ese sentido, dijo que “es necesario debatir una internacional política, porque no podemos estar todo el tiempo del socialcristianismo al social liberalismo al liberalismo a la pertenencia de la socialdemócrata. Creo que es absolutamente imprescindible tener un nivel de identidad con los distintos partidos en el mundo para afrontar los problemas centrales de la pobreza, indigencia y desigualdad en el planeta tierra, problemas del ambiente, tecnología y diversidad”.
 
Vamos a hacer un gran esfuerzo para lograr una organización del justicialismo a nivel nacional con una agenda de trabajo que pueda pergeñar efectivamente una confederación en el Frente de Todos y que eso obviamente tiene que tener una conducción estratégica del presidente de la Nación”, cerró.
 
Es una posibilidad cierta la de Capitanich al PJ nacional. Los medios pusieron su nombre sobre la mesa y nadie lo desmintió. Él no quiere pelas, pero ya tiene un plan de acción.