Jueves, 28 Mayo, 2020 - 10:46

Capitanich aseguró que “estamos en una etapa de contagio desacelerado y eso es bueno”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El gobernador brindó un panorama actual del trabajo que está llevando adelante la provincia para mitigar el avance de la pandemia, que ya tiene más de 800 contagiados y se cobró la vida de 47 personas. También se refirió al “hartazgo social”.
 
Capitanich tomó contacto con Chaco TV en el marco de la inauguración de pavimento urbano y en la ocasión dio algunas precisiones del coronavirus en Chaco.
 
Estamos haciendo el máximo esfuerzo para mejorar el comportamiento de la curva de tasa de duplicación de casos, disminuir la tasa de contagios y mejorar el índice R0”, dijo el gobernador y aseguró que “estamos en una etapa de contagio desacelerado, de propagación desacelerada, eso es bueno”.
 
El mandatario provincial se refirió también al “hartazgo social” por la cuarentena, algo que se vio expuesto el pasado martes cuando cientos de comerciantes salieron a la calle a pedir que los dejen abrir sus locales para poder trabajar.
 
Sabemos muy bien del hartazgo social que esto implica, pero también nosotros sabemos el compromiso de administrar eficazmente las expectativas de carácter social para conducir los procesos que nos permitan cumplir las metas”, dijo Capitanich.
 
Agregó además que “queremos cuidar a los trabajadores, queremos cuidar a la ciudadanía, pero lo queremos hacer de una manera razonable, inteligente, por eso decimos que estamos en una cuarentena que es obligatoria pero a la vez es focalizada, inteligente, programada, con el objeto de establecer mecanismos que nos permitan cuidarnos entre todos
 
En ese sentido, manifestó que “tenemos que compatibilizar el cuidado de la salud con la recuperación de la actividad económica y eso es una tarea difícil porque no hay vacuna ni remedios y eso es un tema extremadamente complicado”.
 
La tensión social sube y es absolutamente entendible, nadie pretende reprochar la conducta de nadie. Muchas veces se siente como bronca, personas que sufren las consecuencias de esta pandemia, pandemia que no fue una cuestión inducida ni por nosotros, ni por el presidente ni por nadie en particular, no reconoce fronteras ni temperaturas”, explicó Capitanich.
 
A continuación, detalló que “si mejoran los indicadores y estamos cada vez mejor, vamos a estar en condiciones de ver una luz al final del túnel” y aclaró que “estamos trabajando en el bloqueo focal y si somos capaces de verificar día tras día un comportamiento más adecuado tendremos mejores condiciones para el futuro”.