Martes, 29 Septiembre, 2020 - 20:52

Caos y misterio: "ex" usurpadores toman un campo con escolta policial y supuesta habilitación gubernamental

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Con el supuesto aval de "una Fundación y Gobernación", un grupo de 30 familias desalojadas del Ex Campo de Tiro tomó un campo privado con escolta de la Policía. Productores cortaron el acceso a la propiedad y buscan detener la toma.

Una peculiar situación ronda en un campo ubicado entre Ruta 11 y 16, lugar donde aproximadamente 30 piqueteros previamente desalojados del Ex Campo de Tiro, se presentaron para tomar el terreno con el supuesto aval de una Fundación y también de Gobernación, firmada por la funcionaria Marta Soneira, según comentó el propietario en trámite, Leonardo Ayala. En apoyo a la propiedad privada, productores vecinos se dirigieron al lugar tras hacerse eco de la noticia al enterarse que los "tomaterrenos" se dirigían hacia el lugar con camionetas 4x4 modelo Hilux, escolta de la Policía e intenciones de usurpación.

La tensa situación dio inicio esta mañana con el shockeante conocimiento de Leonardo Ayala, el propietario, quien expresó a Diario Chaco que se enteró de golpe sobre la inmediata movilización de los piqueteros desalojados con anterioridad. Fue entonces cuando, junto a productores y compañeros, se dirigió hasta el terreno y observó cómo el grupo de personas arribaba hasta el lugar bajo escolta policial. 

Ayala manifestó que la Policía no les permitió a los productores tomar represalías contra los usurpadores porque venían con "habilitación gubernamental". Cuando los intrusos se instalaron con carpas precarias, los productores insistían con explicaciones. Ante esto, el grupo de usurpadores mostró una foto de celular y alegó tener habilitación de una Fundación para tomar el terreno libremente.

Lo curioso es que Leonardo Ayala comentó a Diario Chaco que, hace un mes, el gobernador de la provincia, Jorge Capitanich, le aseguró "entregarle el título de la propiedad dentro de los próximos dos meses" ya que el trámite para la oficialización del título estaba siendo gestionado por su suegro, quien falleció recientemente.

"El gobernador hace tres semanas me había dicho que a mi la tierra nos la iban a dar en dos meses, me iban a facilitar el título ya que nosotros venimos gestionando hace más de 20 años. Esto venía gestionando mi suegro pero falleció y ahora estamos nosotros. Quedé a cargo yo porque mi señora me dió la autorización asi que entonces quedé a cargo yo para hacer todo el tema del papeleo. El Gobernador se comprometió a darnos el título en menos de dos meses, dijo que se hacía cargo. Esto pasó hace un mes y ahora pasó esto que nos traen estas familias que vienen de gobernación", relató.

"Vinieron custodiados por la Policía para que nosotros no tomemos ninguna represalía. Nos sentimos desalojados en nuestro propio terreno que peleamos y que estamos produciendo. No tenemos ninguna respuesta de nadie, el municipio se hizo presente y se va a hacer presente de vuelta. Ahora fue una reunión en Casa de Gobierno para ver qué se puede hacer pero como son de distintos partidos políticos la ven muy difícil", dijo Ayala.

A raíz de la "habilitación" presentada y la escolta policial se genera entonces un clima caótico. Los productores aseguran que los usurpadores se manifiestan violentamente y a los gritos, mientras que desde las afueras del campo, el grupo defensor de la propiedad organizó cortes de calle para impedir que más familias lleguen al campo a continuar con la toma.

En referencia a la "habilitación gubernamental y de la Fundación", Ayala expresó: "Dicen que tienen autorización con un papel de una Fundación que les cedió el campo, entonces yo les pregunto de dónde es el papel así llamo a mi abogado, pero en ningún momento me quisieron dar el papel y no me quisieron dar ningún tipo de información", y señaló que los efectivos policiales le aseguraron que "tienen autorización de gobernación a ser escoltados y traídos hasta acá".

"Al campo ya me entraron. Nosotros ahora estamos en la calle. Hoy vinieron de escolta unos 4 o 5 policías, ahora están 3". "Por medio del municipio vinieron acá -en referencia a la Policía-, porque no estaban acá. Nos dejaron a nosotros que nos arreglemos con esa gente asi que ahora el municipio les hizo hacer cargo que si pasaba algo, iba a ser responsable la Policía".

Los productores habían bloqueado el acceso al campo con árboles rotos pero aseguraron que fueron desalojados por la Policía y advertidos de que habrán consecuencias por el accionar.

HACÉ CLICK ACÁ PARA COMENTAR EN FACEBOOK