Sábado, 8 Agosto, 2020 - 22:23

Campaña solidaria para salvar la vida de un joven de 20 años

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La iniciaron los compañeros de trabajo de Rodrigo, quienes donaron sus ingresos semanales como aporte para cubrir los gastos que demandará la intervención quirúrgica. Necesitan recaudar un millón de pesos.

Rodrigo Luna tiene 20 años, trabaja como albañil durante el día y como motomandado por las noches, vive en Resistencia y con ansias de una vida por delante: hace 2 semanas, fue diagnosticado con un tumor en la nariz y que pegó de lleno en su vida y la de su familia al necesitar un millón de pesos para el tratamiento oncológico. Días atrás, los compañeros de trabajo de Rodrigo no dudaron y le donaron su salario semanal para ayudarlo a solventar los gastos.

Lo que parecía ser un día pseudo-normal de trabajo, se convirtió en un día conmovedor. Sus amigos de trabajo con los que comparte a diario, juntaron dinero entre todos desde su paga semanal para aportar a la operación del joven que requiere de una campaña solidaria.

"La amistad vale más que la plata. Eso dijeron mis amigos de trabajo, personas que luchan por llevar su semana completa de trabajo. Hoy tuve que darles su semana, como todos los viernes, y me dieron la sorpresa de que todos pusieron un granito de arena para donarme unos pesos. Los amo", expresaba Rodrigo.

Rodrigo comentó a Diario Chaco sobre la conmovedora situación vivida: "Me agradó mucho, lo que menos esperaba era eso. Ellos pelean por el pan todos los días, era su semana completa para darle la comida a sus familias y, que hagan ese gesto, es muy grande para mi sabiendo que esas personas luchan día a día para tener el pan en su casa, igual que todos. Son personas humildes y que lo hacen de corazón. Me conmovió mucho. Amigos como los que tengo y con los que trabajo, me dijeron que me quieren mucho y por más que sea poco, ellos van a estar ahí"

Además, el chico de tan solo 20 años trabaja día y noche para salir adelante y apoyar a su familia económicamente: "Trabajamos como albañiles. Ahora estoy trabajando de motomandado también a la noche. Esto es para ayudar un poco más a mi familia", comentó Rodrigo, quien además confesó incluso buscar la venta de su propio celular para solventar gastos.

 El diagnóstico y sensaciones

"Yo pensaba que era solo el tabique. La verdad que pensé que iba a ser una prueba e iba a salir tranquilo y bien. Al final, se terminó complicando todo. Salió un tumor", mencionó Luna, y agregó: "Hasta ahí estaba tranquilo, ahora que me dijeron cuánto salía la operación y todo el tratamiento que tenía que hacer...me desespera un poco, a mi y a mi familia".

"Estoy con miedo, mucho miedo. Tengo las dos opciones, que salga todo totalmente bien y nada más, pero también que se complique...la verdad que no quiero pensar en eso. Estamos tratando todos de verle el lado positivo pero siempre está ese lado que te dice ¿y si sale mal?", expresó.

El sentimentalismo paternal y corazones esperanzados

Diario Chaco se comunicó con Claudia, la madre del joven y quien se encuentra repleta de esperanzas pero, por sobre todo, amor.

La madre contó los orígenes del temido diagnóstico: "A principios de año comencé a notar a mi niño que se congestionaba mucho, con la nariz tapada y esas cosas. Hace dos semanas atrás le digo a mi esposo que lo iba a llevar a un otorrino particular. Hablamos primero pensando que era un tabique desviado, que era una operación simple. Nos manda a hacer los estudios...y en el primer estudio ya salta algo sospechoso".

"Me llama el doctor, me manda a hacer una tomografía computarizada donde salta que tiene un tumor nasal que es ya de grande como un huevo, que está prácticamente empezando a tocar el cerebro. Esa es la falta de aire que él tenía", lamentó Claudia.

El inesperado diagnóstico dio vuelta las vidas de la familia Luna.

El doctor les sugirió entonces "una derivación urgente a Buenos Aires", ya que "no se puede esperar mucho tiempo". "Él está queriendo encaminar para la Clínica Favaloro...si se puede hacer por el Ministerio de Salud. Si no se puede hacer, está queriendo hacer por una clínica que es como un hospital", mencionó la madre, pero aseguró: "Todo siempre y cuando salgan los papeles por el Hospital Perrando. Nosotros necesitamos un pase o una derivación de un Hospital".

Rodrigo y su madre consiguieron otra opción para la operación tras reunirse con diferentes otorrinos: operarse en Resistencia, pero la cirugía dejará una cicatriz "en su carita" -como manifestó Claudia-.

"Tiene 20 años, la verdad que con 20 años una cicatriz en su cara...no se va a olvidar nunca", explicó.

Pero, las diferencias entre la cirugía local y la derivación a Buenos Aires no culminan con solo una cicatriz, y es que la operación en la capital del país conlleva un gasto económico impresionante: "Lo de Buenos Aires por ahí escapa muchísimo a nuestro alcance por lo que cuesta, los movimientos y todo lo que puede surgir a la hora de viajar", agregó.

Emocionada por el contacto y casi que entre lágrimas, Claudia manifestó su deseo: "Me encantaría que se pueda contar un poquito la historia y que si podemos ayudarlo, mejor"

"Si no me dan el pase por el Ministerio de Salud o el Hospital Perrando, la cirugía me sale un millón de pesos. Hoy no puedo esperar tres meses, el tumor de mi hijo crece. Es una de las cosas que nos hace apurar", finalizó la madre de Rodrigo, entre llantos y esperanzas.

Por último, la madre brindó los detalles de contacto junto a un mensaje para la comunidad: 

"Hoy es necesario su colaboración , por más minima que sea, es para el tratamiento complejo de Rodrigo Luna a llevarse a cabo en Buenos Aires. Su colaboración puede ser mínima, en caja de ahorro (CBU) N° 31100302-11000083443024 del banco del Chaco o acercarse a calle Fortín Expedición y Las Palmas, Familia Luna o comunicarse al celular  3624710107 o bien con la compra y difusión todos los domingos de venta de pollos a la parrilla. Hoy tu colaboración en tiempo de pandemia ayuda y MUCHO."

HACÉ CLICK ACÁ PARA COMENTAR EN FACEBOOK

Autor: 
(*) Por Ayrton Teruel