Lunes, 11 Agosto, 2014 - 21:30

Cambia …todo cambia
Por Mónica Persoglia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
“Cambia …todo cambia…” así lo cantaba Mercedes Sosa. La vida  está hecha de etapas, con rasgos propios, intereses propios, hasta nombres propios. La época de las pelucas, la de los trenes, la de la fiebre amarilla, la de Lincoln, la de Eva, la de los viajes a la luna, la del Ford, y se pueden seguir con ejemplos.
 
Muchas cosas le responsabilizaron a la “revolución industrial”, pero muchas otras fueron características por décadas y las modalidades han cambiado.
 
Haciendo referencia sólo algunas, por los años 40 se decía que los mejores negocios eran por ej: hacer sombreros, ser babero, vender telas o ser funebrero.
 
Cambió la moda, cambiaron los hábitos, y ésto que era tan corriente quedó casi en un recuerdo de cuando vivían nuestros abuelos.
 
Sí, evolucionó la conciencia de la ecología, el cuidar la atmósfera , los bienes naturales que hacen a la vida,  la alimentación , poniendo énfasis que la contaminación del aire tiene que ver con la vida.
 
Entonces, pusieron la mira en fábricas, caños de escape, basura, combustible, etc. Algo, que quizás por la década nombrada no tomaban tanto en cuenta.
 
Surgieron otros mercados, otros intereses en el rubro del transporte, el petróleo siguió su reinado,  la electricidad, el gas, y hasta la energía solar comenzó a tomar parte de la discusión como alternativas energéticas.
 
Pero, aquí en Argentina, la saludable bicicleta, fue desplazada por un mercado ambicioso , seduciendo por su costo, velocidad, accesibilidad a la compra y al status,  aún sin estar algunas ciudades preparadas tanto para transitar como para estacionar a esas tantas motos.
 
Resolvió el problema de costo del traslado de muchos y complicó el riesgo de vida y los gastos asistenciales.
 
Hubieron muchos planteos, pero, ni por lo bajo se habló de los méritos olvidados de antigua bicicleta. Esta no da status, ni lo quita, aunque sí aporta en salud y translada.
Quizás surja “algún loco lindo” , snobista y reinsinstale el deseo de su uso y sus beneficios.
 
Aquí, algo de lo que pasa en un país del primer mundo Holanda: “En Holanda, la bicicleta es un medio de transporte muy utilizado. Con 26% del trafico en bicicleta, Holanda es el líder mundial del ciclismo. El país cuenta con una infraestructura favorable a este medio de transporte, que promociona un estilo de vida más saludable y activo.
 
El uso de la bicicleta tiene muchas ventajas para el medio ambiente: es libre de emisiones tóxicas e impide la contaminación y congestión. Además, es mejor para la salud, es más rápido en la ciudad, es mejor para la economía local y a medida que incrementa el empleo de la bicicleta, las tasas de accidentes disminuyen”.
 
En Resistencia, se acaba de cerrar un conocida bicicletería. No cerró un negocio, se cerró un saludable hábito en el uso de un transporte noble.