Jueves, 6 Febrero, 2020 - 12:44

Buttigieg y Sanders, en virtual empate técnico con escrutinio de Iowa casi completo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los precandidatos presidenciales estadounidenses Pete Buttigieg y Bernie Sanders estaban hoy casi empatados en el recuento de votos del caucus demócrata de Iowa, con el escrutinio casi completo tras una interna empañada por demora en los resultados.
 
El ganador de la primera elección de la temporada de internas para definir al rival del presidente Donald Trump en los comicios de noviembre continuaba sin poder ser proclamado pese a que ya se contaron el 97% de los votos del caucus (asamblea).
 
Funcionarios del partido trabajaban hoy a destajo para verificar los votos que aún faltaba escrutar, tres días después de la celebración de la interna en Iowa.
 
Una nueva tanda de resultados difundidos anoche estrechó el margen entre Buttigieg, ex alcalde de la localidad de South Bend, estado de Indiana, y Sanders, el veterano senador izquierdista por el estado de Vermont.
 
Buttigieg aventajaba a Sanders por apenas tres delegados de los 2.098 que ya han sido asignados a algún precandidato, informó el Partido Demócrata de Iowa. En porcentaje de votos, el ex alcalde sumaba 26,2 % contra 26,1 % del senador.
 
En los caucus y primarias de Estados Unidos, los votantes no eligen directamente a los candidatos, sino a delegados -en un número variable según la población del Estado- que representan a esos postulantes.
 
Al término de los cinco meses de internas en cada estado y territorio del país, los delegados se reúnen en las convenciones nacionales de los partidos proclaman oficialmente al candidato que haya obtenido la mayoría de los delegados en juego.
 
El empate técnico da a Buttigieg y Sanders un importante envión en su esfuerzo por desprenderse del resto de sus 10 contrincantes demócratas.
 
Los resultados casi totales los muestran a los dos por encima de la senadora progresista, Elizabeth Warren, a la que siguen el ex vicepresidente Joe Biden, el candidato preferido del establishment del partido, y la senadora Amy Klobuchar.
 
El caucus de Iowa se vio empañado por un inesperado y embarazoso colpaso del sistema de comunicación de los resultados, justo en el estado que históricamente da inicio a la temporada de internas y a la carrera a la Casa Blanca.
 
Funcionarios demócratas de Iowa atribuyeron primero la demora en la publicación de los resultados a un problema técnico con la app que las autoridades de cada caucus usaban por primera vez para registrar los votos, y luego a una saturación del sistema porque los voluntarios llamaban todos juntos para remitir las cifras a las autoridades competentes.
 
Con los resultados demorados, los precandidatos y los medios ya trasladaron su atención al estado de New Hamphire, en el noreste del país, donde el martes próximo se celebra la primera primaria demócrata de la temporada.
 
Buttigieg y Sanders están primeros en los sondeos de intención de voto también en New Hampshire.
 
A los dos precandidatos los separan 40 años de edad y grandes diferencias ideológicas.
 
Sanders, que tiene 78 años y se describe como un demócrata socialista, es desde hace décadas un referente del ala más izquierdista del partido.
 
Buttigieg, de 38 años, representa al ala más moderada de los demócratas. También es el primer precandidato abiertamente gay que gana delegados en una interna.
 
Su fortaleza lo pone en la mira de sus adversarios ahora que la carrera se mueve a New Hamphire.
 
Biden dijo que los dos son opciones riesgosas para los demócratas, dada la relativa inexperiencia del ex alcalde y que Sanders se describe como socialista.
 
El de Sanders es el segundo intento de competir por la Casa Blanca.
 
El veterano senador sorprendió a muchos demócratas en 2016 con la fuerte pelea que le ofreció a Hillary Clinton, pero este año entró a la competencia como favorito.
 
Es el que más dinero ha recolectado para su campaña, pese a que rechaza abultados aportes de millonarios y se nutre de pequeños donantes.
Fuente: 
Télam