Sábado, 21 Diciembre, 2019 - 19:27

Buscaba a su familia biológica de Chaco y en menos de 24 horas la encontró: ya habló con su madre

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Una bella historia para terminar el año. Estela Frías, hoy de 58 años, fue dada en adopción cuando era bebé y a sus 58 años decidió buscar a su madre. Diario Chaco publicó su historia el viernes y en menos de 24 horas ya se pudo contactar con su familia.
 
Hoy ya hablé con mi mamá biológica, muy poquito porque ya está grande, de edad avanzada”, cuenta una Estela a la que se la escucha muy emocionada. Ella misma describió que “la emoción es bastante fuerte porque son 58 años de incertidumbre”.
 
Estela, que emprendió la búsqueda desde Laferrere, Buenos Aires, contó que su madre “está cerca de cumplir 81 años” y agregó que “hablé con las hijas, que serían mis hermanas de sangre, muy buena gente”.
 
En ese sentido, resaltó que la recepción de su familia fue “muy buena” y que ellas estaban al tanto de la situación porque “mi mamá en algún momento les mencionó que había dado en adopción en la juventud”.
 
Al ser consultada sobre si alguna vez juzgó a su madre por la decisión tomada, mencionó que “en este tiempo la entiendo porque ya soy adulta, quizás cuando era más chica tenía una cosa, pero la vida que llevé no fue mala, la gente que me crio, me crio muy bien”.
 
Ante la buena noticia de encontrar a su familia biológica en menos de 24 horas de exponer su situación en Diario Chaco, dijo que quiere viajar para conocerlos personalmente. “Estoy viendo porque estamos en una fecha muy complicada para viajar. Creo que pasando navidad voy a ver si consigo algún viaje”.
 
Coincidiendo con los datos con los que contaba Estela, la familia biológica está radicada en Avia Terai. “Es una familia inmensa”, dijo muy contenta.
 
¿Esperaba respuesta tan rápido? “Hoy mi hijo estaba viendo el Facebook del diario, no sé cuántas veces fue compartida y la impresionante cantidad de deseos. La verdad que me asombré por la rapidez y me asombraba por la tecnología. Mi celular no paraba de sonar”, señaló.
 
Estela no conoce Chaco y la última vez que estuvo cerca de la zona fue cuando tuvo 15 o 16 años, según recuerda. La visita a la provincia será más que emotiva: conocerá a su madre biológica y a sus hermanas de sangre.
 
LA HISTORIA
 
Nació en Santiago del Estero en 1961. A los 45 días de su nacimiento, su madre la dio en adopción a un matrimonio, sus nuevos padres. Luego migró a Buenos Aires donde desarrolló su vida.
 
Hace tiempo sus hijos la impulsaron a conocer su familia biológica, por lo que emprendió la búsqueda.
 
Estela mantuvo el apellido Frías de su madre. En una página de servicios de información le brindaron el supuesto nombre de su madre, Telma de Jesús Frías.
 
A través de la difusión, Estela logró encontrar a su mamá. Una historia con final feliz.
 

Notas relacionadas