Lunes, 16 Abril, 2018 - 12:37

Los candidatos del Consejo de Abogados
Bistoletti-Brisighelli buscan un lugar en el Consejo de la Magistratura: “Tu opinión vale, sigamos juntos”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hilario José Bistoletti y Karina Brisighelli vinieron a Diario Chaco para dar detalles sobre las propuestas que impulsan y las expectativas que tienen de cara a las elecciones para ocupar los cargos de consejero titular y suplente para el Consejo de la Magistratura de Chaco, por los abogados de la Primera Circunscripción Judicial. Las elecciones se realizan el 18 de abril en las torres del Poder Judicial, ubicadas en las avenidas Sarmiento y Laprida.

Los integrantes del Consejo Profesional de Abogados y Procuradores de Resistencia explicaron que como eje fundamental de sus propuestas llevan una característica general del Consejo de Abogados que es “siempre obrar por mandato y consulta previa”. Al respecto, Bistoletti afirmó: “Elegir un juez es una tarea muy difícil para una sola persona, por lo que obramos con el mandato que nos dan nuestros pares legitimando que nuestros votos al tener que elegir un magistrado no será personal sino en respeto del Consejo Profesional, o sea, luego de haber escuchar la opinión de todos los abogados que participen cada vez que se designe un cargo”.

“VOTAMOS LO QUE NOS DICE NUESTRO CONSEJO”

Recordó que de los estamentos que integran el Consejo de la Magistratura “el único que tiene esta característica es el Consejo Profesional de Abogados” y que “esto permite tener una independencia de criterio porque legítima una definición de todos y no una personal”. Rescató esto como un compromiso futuro, pero aclaró que “ya se viene haciendo por parte de los consejeros que han pasado de este organismo”.

La creación de la Escuela Judicial, es otra propuesta que impulsan y sobre la cual indicaron: “Cada vez vemos que hay más abogados que quieren hacer carrea judicial y queremos dotarlos de las mismas herramientas que tienen los que están dentro del Poder Judicial, con el Centro de Estudios Judiciales que los permite capacitarse gratuitamente. Queremos que los profesionales que ejercen el derecho tengan esto también”. Impulsan la idea de una Escuela Judicial que dependa del Consejo de la Magistratura: “Lo queremos charlar con el Superior Tribunal y coordinar como podemos llevar adelante esto, para dar a los profesionales las mismas herramientas”.

A estas iniciativas sumaron un compromiso de “brindar información permanente y rendición de cuentas ante sus representados, promover la igualdad de oportunidades para los abogados que concursen cargos en el Poder Judicial y garantizar la independencia del Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento, haciendo valer la voz de la abogacía representada”.

Además de promover la “adecuación del Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento a los parámetros internacionales del debido proceso, desdoblando sus funciones de selección y de acusación, por un lado y las de enjuiciamiento por otro”.

“QUEREMOS CONTINUAR TODO LO QUE YA SE HA HECHO”

Karina Brisighelli recordó que el trabajo que se hace en el Consejo de la Magistratura es ad honorem y es mucho: “Queremos seguir el camino que están dejando nuestros compañeros Pedro Regueiro y Claudia Pacce, que han hecho un excelente trabajo”. Entre los logros conseguidos citó “el examen psicofísico de los aspirantes a jueces que lo hace la Facultad de Medicina de la UNNE” y “la autolimitación, que es que no pueden someterse a un concurso aquellos que integran el Consejo de la Magistratura”.

Hablaron además sobre “la responsabilidad asumida por los consejeros de terminar los juris de enjuiciamiento que había” y sumaron: “La propuesta por parte de nosotros es de continuar con esto y de que no se eternicen los procesos, porque muchas veces estos juicios no se terminan porque la definición no es la que políticamente se considera correcta. Y nosotros creemos que la decisión debe ser en el marco de la ley” y resaltó que “si coincide políticamente en buena hora, pero si no lo hace lo mismo tiene que salir porque, sea culpable o inocente, una persona no puede ser sometida a años de juri. Ese es el compromiso, que todas las causas se agilicen y sean resueltas en el marco de la ley y de la constitución y no buscando atajos”.