Sábado, 22 Febrero, 2020 - 19:58

Barranqueras: la joven que denunció entrega de donaciones que no llegaron a destino dijo que recibió “once amenazas”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Diario Chaco expuso la situación el pasado jueves. En año nuevo se hizo un evento donde se la entrada fue un alimento no perecedero, los organizadores lo entregaron al municipio, pero aseguraron que “se lo repartieron entre los empleados”.
 
El tema ahora sumó un nuevo capítulo. Luego de conocido el caso, Julieta Jiménez, una de las organizadoras del evento que había contado su versión ante este medio, exteriorizó que recibió “once amenazas”, tornándose aún más grave el asunto.
 
Si desaparezco, me matan o hacen daño, quiero que sepan que ya recibí 11 AMENAZAS y ahora tengo miedo de salir a la calle”, fue el contundente mensaje de la joven.
 
Diario Chaco intentó volver a comunicarse para conocer más sobre la difícil situación, pero Jiménez manifestó que su abogada le recomendó no volver a salir en los medios por lo que no quería referirse al respecto.
 
Mi intención jamás fue hacer bardo que terminara en los diarios, porque no me interesa el puterío mediático. Solo hice una descarga personal por tw”, expresó.
 
 
El jueves la propia Jiménez había contado que es dueña de la quinta El Fortín en Barranqueras y en año nuevo, como todos los años, decidieron organizar una fiesta. Para evitar algunos “problemas” con la municipalidad, decidieron que la entrada sería pagada con un alimento no perecedero, que luego sería donado a la comuna local con fines “solidarios”.
 
La municipalidad nos dejó los camiones para los alimentos. A las 7 de la mañana, antes que termine la fiesta, vinieron a buscar los camiones y jamás nos dijeron ´gracias, buenísimo por la colaboración´, nada. Levantaron todo y quedó así”, comenzó con su relato, añadiendo que “charlando con alguien que trabaja ahí, me cuenta que no los llevaron jamás a ningún lado”.
 
También agregó que “nunca dijeron que los alimentos salieron de la fiesta, dijeron que fue una recolección de ellos y se repartieron entre los empleados", relató la joven. “Lo que sobró lo dieron en unas cajas para Reyes, pero que fue entregado a los hijos de los municipales, nunca fue para ningún merendero y a nosotros nunca nos agradecieron", reclamó la joven.
 
El mismo jueves este medio intentó comunicarse con la intendente Magda Ayala, pero desde su equipo de prensa indicaron que no iba a dar declaraciones al respecto por el momento. Aún no se expidió.
 
Tan solo dos días después de conocido el hecho denunciado, la joven dice haber recibido más de una decena de amenazas.
 

Notas relacionadas