Miércoles, 15 Abril, 2020 - 20:25

“Banana” Pueyrredón íntimo: cómo vive la cuarentena y la adaptación de uno de sus hits al coronavirus

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Al igual que resto de los músicos y artistas que llevan adelante el aislamiento, social, preventivo y obligatorio el cantante César "Banana" Pueyrredón busca alternativas para estar en contacto con su público y lo hace utilizando las redes sociales. 
 
Apoyando la campaña #Quedateencasa, adaptó la letra de su hit “Aún es tiempo de soñar” para transmitir de una manera especial consejos y recomendaciones para frenar la propagación del virus que tiene alarmado al mundo. 
 
El video fue filmado desde su departamento donde el músico cumple con la cuarentena y fue compartido luego en las redes sociales con gran aceptación de la gente.  
 
En contacto con Diario Chaco, el músico manifestó su incertidumbre por lo que se vive actualmente. “Tenemos una gran preocupación, mi salud, la de la gente que me rodea, por mi familia, por la gente que quiero y también preocupación por el trabajo”, dijo Cesar Pueyrredón.  
 
El cantante considera que los músicos serán el último rubro en flexibilizarse, “nosotros tocamos donde se junta mucha gente para escucharnos y eso va a ser lo último que se va a dejar”, señaló. 
 
A su vez, con un mensaje que compartió en sus redes sociales, mencionó que “la industria de la música será una de las últimas en recuperarse de esta crisis y miles de familias viven de ella. No sabemos cuándo recuperaremos nuestra actividad en su totalidad”. 
 
“Estoy muy preocupado, de todas maneras, uno sigue haciendo música, trabajando, componiendo, editando cosas, compaginando. Días pasados hicimos una buenísima versión de un tema”, comentó, y agregó que “con mis músicos, cada uno tocando en su casa, fuimos grabando en cadena una versión de ‘Por siempre mi buen amor’, fue un trabajo lindísimo que lo compaginó mi hermano, Daniel, y la gente me está pidiendo que haga otros”, contó. 
 
Cabe recordar que también adaptó uno de sus hits para cantar contra el coronavirus, “Aún es tiempo de soñar”, “yo digo quédate en tu casa y lávate las manos, tuvo muy buena repercusión”, aseguró, señalando que no es la mejor manera de sonar, “a veces en las redes, en el Instagram, esas cosas no suenan muy bien”.  
 
Reconoció que ya hizo dos vivos y la repercusión de la gente fue muy buena. “Uno va viendo simultáneamente lo que está pasando con la gente, y te piden temas. Pero la gente tiene que entender que estoy tocado en mi casa con el piano, sin ningún efecto de nada, como si estuviera en un fogón con gente, pero le pongo mucho huevo a eso, cantando con mucha actitud, con el caudal siempre característico de mi voz, la gente lo recibe bien, que hay un cantante que está en vivo y no hay mentiras sobre eso y que todavía puedo cantar”. 
 
"NO ES EL MEJOR MOMENTO PARA COMPONER"
 
Al ser consultado sobre si este tiempo de cuarentena lo ayuda a componer, Cesar Pueyrredón asegura que no es su mejor momento. “No estoy componiendo, la verdad que no, porque a veces tiene ver que el ánimo, no soy un superhombre, ni un héroe de nada, me siento tan vulnerable como toda la gente, siento mucho miedo muchas veces, muy deprimido y la música es la que me va a salvar y hago vivos y veo la respuesta de la gente, el cariño y el afecto y eso me vuelve a poner las pilas”.  
 
Aseguró que “es muy difícil esta ansiedad y esta angustia, a mí no me pone pleno para escribir, sino para revisar cosas, lo que empecé a escribir y también me dedico a escuchar temas que me mandan, les doy mi opinión, me sale ese espíritu docente que he tenido siempre”, dijo el músico. 
 
Dijo que “en este tiempo extraña la giras, los shows, subirnos al escenario y sentir la vibración de la gente, eso no hay que con que darle”. 
 
"HAY QUE SER OBSESIVOS CON EL CUIDADO"
 
Por último, recordó a la comunidad que “es muy importante quedarse en su casa, cuídense mucho”, pidió, y dijo que “en este tiempo hay que ser exagerados, ridículos en todo, taparse la boca y la nariz, lavarse las manos, pero en forma ridícula, que sea más que una obsesión, que sea como una especie de costumbre ya metida en la cabeza de estar cuidándonos, de saludarnos de lejos. Yo a veces salgo a la calle para ir al banco o a comprar algo al kiosco, pero nada más, salgo una vez por semana. La idea es cuidarse, el tema de la higiene es lo que nos va a salvar y es lo que creo que ha hecho que Argentina tenga unos números bastante optimista en relación a otros países”, concluyó.