Jueves, 20 Junio, 2019 - 19:21

Aunemos esfuerzos para que la violencia de género desaparezca de nuestra sociedad
Por Lidia Martinez (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Lamentablemente en estos últimos tiempos se han conocido hechos de violencia de género en nuestra Provincia, que han generado preocupación y rechazo en la comunidad. Esto hace que sea urgente la promoción de acciones que prevengan este tipo de delitos y llamar a la sociedad a una toma de conciencia y compromiso para erradicar este flagelo.

Si bien todos los hechos de violencia de género causan repudio y la necesidad de accionar implacablemente, el que hayan tomado estado público este último caso que conmueve a todo un país en donde Lorena Romero fue encontrada muerta y de la peor manera el día lunes 18 de Junio cuando se cotejan que el cuerpo hallado era de ella.

Los últimos brutales hechos sucedidos en algunas provincias del país, como en Buenos Aires por ejemplo ponen en evidencia la necesidad de profundizar y articular las políticas existentes para erradicar la violencia de género de la que ninguna clase social está exenta.

La violencia de género es un problema público; excede la privacidad del espacio doméstico o del lugar en el que se manifieste, como los hechos de violencia de género que se protagonizan en los ámbitos laborales.

En ese contexto, la violencia de género se ha ejercido de manera histórica sobre las mujeres por el hecho de serlo y se encuentra arraigada en las matrices culturales de la sociedad; violencia es también la discriminación, la desvalorización y la subordinación que sufren las mujeres ante las diferentes maneras en las que se expresa el poder.

Es urgente que los medios de comunicación, actores políticos, sociales y económicos, judiciales con un rol importante en la construcción de valores, mitos y saberes aborden las noticias sobre femicidios desde los enfoques educativos de prevención, sensibilización y de derechos humanos.

Proteger, prevenir y procesar son obligaciones que definen de manera crítica el derecho de las mujeres y las niñas a una vida libre de violencia, concepto que engloba la exigencia de una respuesta que se dirija a combatir todas sus formas, con todos los medios, respecto de todas sus dimensiones y en donde estemos todos involucrados.

Es por ello, que expresamos la preocupación ante los enormes problemas prácticos que existen para hacer efectivas acciones fijadas judicialmente a las víctimas de violencia de género frente a víctimas de otros delitos violentos.

Convocamos a que, en acción conjunta a los distintos espacios de poder representativo y social, aúnen esfuerzos para que la violencia de género desaparezca de nuestra sociedad. Decir basta a cualquier manifestación que implique violencia, e incitar al compromiso colectivo, efectivo e inclaudicable de todos los sectores sociales, ya que se trata de un grave atentado a los derechos humanos de la mujer y de la niña.

(*) Secretaria de la mujer del Comité Capital de la Unión Cívica Radical.