Jueves, 26 Noviembre, 2020 - 14:01

ATECH manifestó su “preocupacion e incertidumbre” por el plan de acompañamiento y regularización de trayectorias escolares 2020/2021

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Ante la preocupación y la denuncia planteada ante la A.T.E.CH. por parte de docentes y directivos –en especial de nivel secundario- de distintos puntos de la Provincia, que han expresado luego de analizar desde el punto de vista pedagógico y laboral el Plan de Acompañamiento y Regularización de Trayectorias Escolares basado en las Resoluciones 2637, 2638 y 2639 todas del presente año, y el Plan “Termina tu último año de secundario”, el cual “en la práctica más que plan representa una expresión de deseo, pues, la finalización del año lectivo y finalización del año calendario no significa el fin de la pandemia, por lo tanto sería totalmente erróneo pensar en la no existencia de limitaciones para el proceso enseñanza aprendizaje, fundamentalmente por la carencia durante el año de un proceso presencial teniendo hoy en día aún el riesgo sanitario presente”, la Entidad hace pública la misma. 
 
En ese marco, manifestaron que “la unidad temporal 2020-2021 que abarcaría desde septiembre a marzo/abril del próximo año, bajada por el Gobierno, aporta hoy, lo que realmente piensa el Ministerio del área respecto de la evaluación formativa, aspecto que desde un primer momento se lo mantuvo solapado y solo se pensó o se dejó trascender la preocupación del Ministerio, para el aspecto de vinculación para los alumnos de todos los niveles de la educación obligatoria y hoy, el Ministerio pretende establecer con estas resoluciones cómo se llevarán a la formalidad la calificación final numérica, del proceso enseñanza aprendizaje para ser plasmada en la documentación reglamentaria del estudiante y su posterior titulación. Especialmente en el caso de nivel secundario, aún hoy fines de noviembre, el desajuste e indefinición respecto a la normalización administrativa de los quintos años, es evidente por la falta de resoluciones de afectación de las horas cátedras correspondientes a los quintos años para los próximos egresados bachilleres de la ESO (Educación Secundaria Orientada) con lo cual, culminaría el período de la implementación de la transformación en el nivel secundario, situación agravada aún más como si algo faltara, cuando se lee en el Anexo de la Resolución 2639/20 MECCYT  -respecto al concepto de “promoción acompañada”- para estudiantes que adeuden espacios de años anteriores como así también a los que no realizaron sus actividades remotas, o con cuadernillos, o propuestas de la plataforma ELE”.
 
“Los llamados “desvinculados” del sistema educativo que, por supuesto ya se sabe, y como Sindicato tenemos muy claro, el efecto que provocó la pandemia y el aislamiento y la falta de clases presenciales, llama poderosamente la atención de la expresión “cualquier docente de la Institución” o docentes “tutores” podrán llevar adelante el proceso de acompañamiento y acreditación. Dicha acción “tendrá carácter vinculante para el registro de la calificación”… no especifica profesor de tal espacio, curso o división, sin más, cualquier docente, un preceptor, un docente de artística, de educación física, etc. estaría facultado para calificar al alumno en asignaturas pendientes de aprobación, por ejemplo, Química, Biología; Lengua, etc., pues no son exámenes con tribunal, son procesos de “acompañamiento”, no clases o tutorías de apoyos formales, con profesores designados según la normativa vigente. Serían sin más detalles solo acciones basadas en agrupamientos de tiempos y espacios flexibles. Todo esto se interpreta y deriva de la propia normativa mencionada antes, que generan duda, inquietudes y preocupaciones”, agregan desde el sindicato conducido por Rosa Petrovich.
 
Marcaron también que “la falta de directivas precisas es la constante en la dirección de la cartera educativa. Se pretende sin duda, avasallar derechos, desconociendo la Ley del Estatuto del Docente –de rango constitucional-, y llevar adelante un proceso de destrucción sistemática de la escuela pública formal, donde parece que cualquiera podría hacer cualquier cosa, y que se tendría escuelas que caerían en un verdadero caos, con el consiguiente daño hacia los alumnos y la destrucción del sistema educativo, con docentes que carecerían de cualquier estabilidad posible”.
 
“El problema de la desvinculación del estudiante por todas las razones indicadas, no se resuelve con improvisación y sin duda, la vuelta a la presencialidad cuando el aspecto sanitario lo permita es lo que dará luz y no todas estas situaciones de ensayos de “prueba y error” que lo único que provocan en destrucción de la educación y la escuela pública, estatal, gratuita y obligatoria”, cerraron.