Martes, 17 Diciembre, 2019 - 20:28

Las variadas costumbres para despedir el año en diferentes partes del mundo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La fiesta de la llegada del Año Nuevo, al igual que la Navidad, proviene de los antiguos pueblos paganos, cuando celebraban el comienzo de un nuevo ciclo con el solsticio de invierno.
 
Los babilonios, por ejemplo, festejaban el Kuppuru, la llegada de la primavera, con 11 días de suculentos banquetes y bailes, mientras que los egipcios se reunían cuando el caudal del río Nilo crecía, lo que propiciaba la siembra.
 
La fecha del Año Nuevo tal como la conocemos en la actualidad, se instauró en 1582, cuando el Papa Gregorio XIII la impuso para todos los países católicos. Comenzaba así la era del calendario gregoriano por sobre el juliano.
 
CELEBRACIÓN ESCOCESA
 
La celebración escocesa del año nuevo tiene sus raíces en los rituales antiguos durante solsticio de invierno entre los pueblos nórdicos, en la regiones sur y central de Escandinavia. Luego fue incorporando elementos gaélicos, como la vestimenta. En 1517, la Reforma Protestante contribuyó para convertirla en una fiesta mucho más esperada y popular que la Navidad.
 
Allí surgió la costumbre en los primeros minutos del nuevo año, hacia el resto del mundo angloparlante, de cantar la canción escosesa "Auld Lang Syne" ("Por los viejos tiempos"), cuya letra está basada en el poema de Robert Burns de 1788, tomándose las manos con las personas que se tienen al lado.
 
Otra costumbre proviene del quaaltagh gaélico, y se trata de la primera visita del año que recibe una familia. Esta persona representa la buena fortuna, ya que traía algún regalo, que podía ser una moneda de plata, pan, sal, carbón o whisky, que simbolizaban prosperidad, comida, calor y alegría. En la actualidad, se lo conoce como first-footer y aún hoy debe llegar con un scotch bajo el brazo o un "black bun", un exquisito budín de frutas.
 
BARRER HACIA AFUERA EN CHILE
 
En Chile se suele barrer hacia afuera de la casa para sacar las malas energías y dejar el camino libre para que ingresen las buenas.
 
 
Además, se hace una limpieza profunda de la casa, tirando los objetos inútiles, para que los nuevos proyectos y oportunidades tengan espacio en el hogar. Otra costumbre en el país trasandino es la de comer una cucharadita de lentejas, cocidas en agua y con una pizca de sal, a las medianoche en punto, también para llamar a la prosperidad.
 
FUNDIR PLOMO EN ALEMANIA
 
El Bleigiessen (regar plomo) es una antigua tradición germánica, en la que los herreros del pueblo derretían un poco de plomo en agua, para que esta funcionara como un oráculo. Las personas observaban la mezcla y gracias a las figuras -como a la creatividad de cada uno- podían conocer algo de su futuro.
 
En la actualidad, se continúa realizando el 30 de diciembre. Muchos hoteles ofrecen una verdadera experiencia Bleigiessen para despedir la "noche vieja".
 
PLATO TRADICIONAL EN VENEZUELA
 
La Hallaca es el plato tradicional de Navidad y Año Nuevo venezolano por excelencia y suele ser preparado antes de las 24. Es una especie de humita en chala norteña, realizada con harina de maíz y con un relleno abundante de carnes de vaca, cerdo o pollo mezclada con aceitunas, pasas de uvas, cebolla, alcaparras, según las diferentes recetas. Se envuelve de forma rectangular en hojas de plátano y se ata con hilo de pita y se regala a un amigo.
 
 
MÁSCARAS Y DANZA EN EL CARIBE
 
El Junkanoo es una celebración que se realiza un gran parte de las islas del Caribe. El ritual se inició entre los siglos XVI y XVII, cuando los esclavos recibían un día de descanso durante la Navidad y podían reunirse con sus familias y conocidos. Como varias tribus compartían techo, aunque no lenguaje, la manera de festejar fue la mixtura de tradiciones de origen africano, que incluía la música y el baile, como también el disfraz.
 
Sobre el origen del nombre, prevalecen dos teorías. Algunos sostienen que es de etimología francesa, un derivado de l'inconnu, que significa "el desconocido", ya que la mayoría de los participantes desfila con la cara pintada o con máscaras.
 
 
Otros, que se debe en honor a John Canoe/Koonah/Kooner, un jefe tribal africano que, siendo esclavo demandó el derecho de divertirse con su gente en las Antillas. La fiesta se realiza durante dos días del año, el 26 de diciembre y 1° de enero, siempre durante la madrugada hasta pasado el mediodía.
 
En la actualidad es un evento asociado a Bahamas, ya que su puesta en escena es un show con gran despliegue tanto para los locales, como para el turismo internacional, con desfiles y competencias entre comparsas. En otros países, como Belize, se mantiene el rito del baile enmascarado tradicional.
 
LENCERÍA NUEVA
 
No se conoce el origen de esta tradición que hasta hoy sigue vigente, aunque algunos historiadores especulan con las fiestas excéntricas de la belle epoque europea, antes del comienzo de la Primera Guerra Mundial, en el que las mujeres se debían vestir exclusivamente de rosa.
 
La creencia popular dicta que debe ser regalada por otra mujer, con la que se comparta la mesa el 24 de diciembre. Si se estrena el 25 es para llamar a la fertilidad, si se espera hasta el 1° de enero es para pedir prosperidad y buena suerte. Según el país puede ser rosa, amarilla o blanca.
 
QUEMA DE MOMOS EN AMÉRICA LATINA
 
Las fiestas más conocidas a nivel mundial de este estilo son las Fallas de Valencia en España, pero ésta se realiza durante marzo. Sus orígenes provienen del paganismo, que durante el solsticio de invierno comenzaron a quemar troncos para celebrar alrededor de una gran fogata.
 
En América Latina, desde Argentina a México, se quema el "año viejo", un muñeco relleno de pirotecnia, aserrín, papel, entre otros materiales.
 
En Colombia, según la región, se lo denomina Taitapuro o Caranchos y suelen ser armados por las familias y se los coloca en la puerta de entrada de las casas. También están las viudas, gente disfrazada que pasa por la calle penando la muerte del año que se va.
 
En Argentina se realiza en varias ciudades de la zona sudeste de la Provincia de Buenos Aires, como Quilmes, Mar del Plata o Escalada. La más tradicional quema de momos se lleva a cabo en La Plata, desde la década del 50.
 
CERCA DE "DED MOROZ" EN RUSIA
 
En la helada estepa rusa las celebraciones de las fiestas ocurren durante 10 días antes y después de Año Nuevo. Y consisten en actividades para niños con música y juegos en las que participa Ded Moroz o Abuelo del frío, la figura del Papá Noel ruso, quien junto a su nieta Snegúrochka comienzan su periplo en la ciudad antigua de Veliki Ústug, un lugar pequeño y tradicional al noroeste de Rusia.
 
Un viejo dicho popular ruso dice "Pasarás el siguiente año tal y como lo recibas", por lo que se realizan grandes reuniones familiares, con mucha alegría y ruido. Además, recomiendan liquidar todas las deudas, para llamar a la prosperidad. Otro método infalible es anotar un deseo en un pedazo de papel, quemarlo, poner las cenizas dentro de una copa de champaña y terminar la bebida antes de las 24:01 del nuevo año.
 
DOCE UVAS ESPAÑOLÍSIMAS
 
 
Según la leyenda, los orígenes de esta tradición se deben a una extraordinaria cosecha durante 1909, en España, en la que los viticultores comieron doce uvas, por cada uno de los meses del año, a las doce de la noche, con el objetivo de celebrar y llamar a la abundancia para la plantación siguiente.
La tradición marca que hay que comer una uva por campanada del reloj y los puristas afirman que deben ser verdes y rojas. Se trata de una tradición tan instalada en el país ibérico, que a partir del año 1962 se televisa por la cadena nacional (TVE) el momento en el que la gente en la calle come las uvas para marcar el inicio del Año Nuevo.
 
Fuente: 
Infobae