Sábado, 16 Junio, 2018 - 20:47

Asesinan a seis policías en México

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Dos mandos policiales fueron detenidos como sospechosos del asesinato de seis policías en una zona rural de Puebla, un estado del centro de México asolado por bandas del crimen organizado, informaron el sábado autoridades locales.

Seis policías municipales de Amozoc, cinco varones y una mujer, fueron ultimados el viernes por sujetos armados tras atender una falsa alarma, en una zona conocida como "Triángulo Rojo" por la violencia que ejercen los cárteles, a veces coludidos con autoridades corruptas, a unos 150 km de Ciudad de México.

Hasta ahora, cuatro personas han sido detenidas por este caso, entre ellas dos mandos policiales, informó la fiscalía de Puebla en un comunicado. Los agentes asesinados "habrían presentado el jueves una denuncia ante la Contraloría Municipal de Amozoc por presuntas anomalías dentro del Ayuntamiento", añadió la institución, sin dar más detalles.

Las autoridades hallaron los seis cadáveres recostados en el suelo y sin sus armas. Solo cuatro de los ellos portaban sus chalecos antibalas. En el lugar de los hechos fue hallado un camión cisterna cargado con gas "presuntamente robado y una toma ilegal" de combustible, aseguró por su parte el secretario estatal de Seguridad, Jesús Morales, quien explicó el viernes que la fiscalía de Puebla llevará la investigación.

Puebla es frecuentemente escenario de enfrentamientos entre fuerzas policiales y bandas del crimen organizado que, entre otros delitos, se dedican al robo de combustible de los ductos de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex). Estos enfrentamientos, aunados a las explosiones e incendios que generan las tomas clandestinas, han dejado numerosos muertos en esta zona considerada foco rojo por las autoridades.

En mayo, 119 policías de Puebla fueron relevados de su cargo por sospechas de colusión con los ladrones de combustible, mientras que militares y policías detuvieron a un presunto líder de esas bandas junto con un tigre que "custodiaba" su casa, armamento y drogas. Según cifras oficiales, el número de tomas clandestinas pasó de 2.612 en 2013 a 6.873 en el 2016, y provoca millonarias pérdidas a Pemex.

Fuente: 
NA.