Martes, 19 Marzo, 2019 - 11:41

Santa Sylvina
Asalto al correo: apuntan a un “robo fraguado” y la participación de otra persona

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Desde la Fiscalía de Investigaciones de Villa Ángela dieron detalles de la causa por la que se investiga el robo de más de 472 mil pesos en la sucursal del Correo Argentino en Santa Sylvina y, tras la detención de la encargada del lugar, apuntaron a un “robo fraguado”.

El fiscal Sergio Ríos aseguró a Diario Chaco que todos los indicios investigados hacen pensar que la mujer, detenida ayer tras tomarle declaración luego de denunciar el robo, simuló el hecho ya que habría gastado ese dinero producto de su "compulsión al juego".

“Todos los indicios nos llevan a pensar que se trató un robo simulado. El delito de peculado es bastante grave, previsto en el artículo 171 del Código Penal, que sanciona con penas de 2 a 12 años de prisión a quienes sustraen efectos o caudales que están bajo su custodia, administración o percepción, que es el caso de la funcionaria pública encargada del correo”, sostuvo el fiscal.

Explicó que la detención se dio ante “las inconsistencias y contradicciones” de la encargada que fue hallada ayer por la mañana por su compañero en el interior del correo maniatada y sostuvo que había sufrido un robo a mano armada por parte de tres personas que se habían llevado la mencionada suma de dinero.

“Comenzamos a sospechar cada vez más que se tratara de un autorobo”, indicó el fiscal y sumó que descubrieron que la mujer es “adicta al juego. De hecho el domingo anterior al robo, estuvo hasta pasadas las 02:00 en el casino”.

Consultado sobre la posible participación de otras personas, Ríos aseguró: “Prácticamente damos por hecho que fue realizado con otra persona. Tenemos sospechas de quién debe ser pero aún carecemos de pruebas para mencionar el nombre”, añadió.

LA INVESTIGACIÓN

“Ayer a las 08:30 recibimos la noticia de un robo a mano armada al correo por parte de la encargada. Ante la gravedad del hecho contra una entidad oficial, que se produjera con armas (un delito que no tenemos hace mucho en la zona) y la suma, 472 mil pesos, nos constituimos ahí con personal de Investigaciones de Villa Ángela, inclusive llegó el subjefe de la Policía”, contó Ríos sobre el inicio de la investigación ayer.

El paso siguiente fue realizar “controles en las rutas en búsqueda de estas tres personas y revisar las cámaras del Nuevo banco del Chaco, que queda a lado del correo, y de una farmacia, ubicada en la otra esquina ya que el correo no cuentas con cámaras”.

“No encontramos ninguna anomalía, lo que nos produjo sorpresa ya que no se verificó la presencia de tres sujetos ni caminando ni movilizándose en vehículo. Y comenzamos a encontrar muchas inconsistencias y contradicciones en los dichos de la denunciante por ejemplo que estas personas ingresaran con guantes de látex, que los hiciera pasar cuando el correo estaba cerrado porque recién abre a las 08:00”, mencionó.

A las pericias policiales y la palabra de la supuesta damnificada, se sumaron las declaraciones de testigos: “Luego, una pareja de testigos que estaba presente en ese horario frente al correo, en la plaza, dijo que no vieron nada raro ni que haya ingresado alguien al local. El único que ingresó a las 08:05 fue el otro empleado, quien  la encontró a la mujer atada a una silla con cinta de embalar del correo y tapada la boca con la misma cinta”.

“Ahí encontramos la otra inconsistencia porque la puerta estaba abierta y se le hizo ver a la señora que nada costaba que se levantara y la abriera con el codo, lo cual resultaba de extrema facilidad. A lo que adujo que recordó que también la habían atado las piernas pero el empleado que la encontró fue categórico en eso y aseguró que solamente tenía atadas las manos, le cortó la cinta con una trincheta, y fue a hacer la denuncia a 60 metros donde está ubicada la comisaría”, agregó sobre las incoherencias en el relato de la mujer.

En cuanto a la situación personal de la ahora detenida, Ríos afirmó que se trata de "una persona adicta al juego" y añadió que “una testigo que había estado en el casino vio cómo introducía billetes de 500 pesos de manera continua repetida veces. Calculaba que había perdido no menos de 40 mil pesos”.

“También su situación financiera logramos constatar que era delicada, tiene un crédito con un  particular con cuotas de 21 mil pesos cuando su sueldo asciende solamente a 19 mil pesos”, sumó.

Otro punto que hace ruido a los investigadores es una "irregularidad administrativa": “Un hermano de ella, que sospechosamente viajó el domingo a Buenos Aires, participaba como si fuera empleado del correo sin pertenecer a la planta del mismo y vivía en la casa de servicio que el correo tiene en la parte de atrás”.  

“Los movimientos de las grandes sumas de dinero también fueron corroborados por el empleado mismo del correo que testificó en sentido de su asiduidad al casino de manera constante”, detalló sobre los indicios que apuntan a una maniobra fraudulenta de la encargada del correo.  

Mencionó además, en cuanto al hecho denunciado, que “tampoco le llevaron el teléfono, cosa que sería normal en cualquier que perpetre un robo de este tipo para que la persona, si se logra liberar, no se comunique de inmediato con las autoridades para prevenir la fuga”.

“Eso, entre otros muchos indicios, nos lleva a pensar con un grado de gran probabilidad que fue un robo fraguado y lo más llamativo de todo es que el reglamento del correo solo permite 50 mil pesos como máximo y la señora el viernes 8 de marzo se dirigió en su moto a Du Graty y pidió un refuerzo de 150 mil pesos y declaró tener en caja en ese momento 362 mil,  lo que hace un total de 510 mil pesos”, sentenció Ríos.

Para el fiscal, “no se entiende que una persona pida el viernes, cuando el fin de semana no hará ningún pago, un refuerzo y dichos pagos tampoco se verificaron después. Cinco días hábiles posteriores denuncia un robo y la existencia de 472.385 pesos”.

Además marcó como llamativo que la mujer “haya ido en una moto a buscar 150 mil pesos, cuando uno ve camiones de caudales con cifras muchos menores. En ese caso tenía 362 mil pesos sin ningún tipo de seguridad más el viajar en una moto a buscar esa cifra”.

CÓMO SIGUE LA CAUSA

Respecto de la continuidad del caso, Ríos adelantó que continuarán “tomando testimoniales porque varias personas ya han declarado que, en el período en que ella contaba con este dinero, se presentaron a cobrar (en el correo se paga garrafa social, distintos salarios y planes) y les explicó que no tenía dinero, cuando aseguró que tenía 362 mil pesos”.

“Esto nos lleva a pensar que la plata nunca estuvo y que esta persona venía haciendo una sustracción continua que derivó finalmente en fraguar esto de forma de resolver su situación producto, entre otras cosas, de la convulsión al juego que tiene”, señaló el fiscal.

Finalmente, confirmó que “continuará detenida por la gravedad del delito y por el peligro procesal”, se tomará “medidas para dar con el dinero en el caso de que podamos recuperar en todo o en parte”; y se seguirán tomando declaraciones testimoniales para definir su situación procesal luego de tener todas las pruebas.

Notas relacionadas