Domingo, 16 Junio, 2019 - 18:23

Copa América
Argentina se entrenó y el técnico Scaloni podría introducir cambios tras la caída en el debut con Colombia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El debut en la Copa América representó un duro golpe para las ilusiones de Argentina: la Selección cayó 2-0 ante Colombia, exhibiendo un rendimiento mediocre, que tuvo un oasis en los primeros 15 minutos de la segunda parte. Por eso, en el primer entrenamiento post caída, en el umbral del viaje a Belo Horizonte (donde el miércoles desde la 21.30 el combinado nacional se medirá ante Paraguay por el segundo compromiso del Grupo B), Lionel Scaloni dejó el primer indicio de cambios en la formación, en busca de una reacción colectiva que no haga peligrar la clasificación a los cuartos de final de la competencia (avanzan los dos primeros de cada zona y los dos mejores terceros).

El cuerpo técnico dividió al plantel en tres. Por un lado, los arqueros (Franco Armani, Juan Musso y Agustín Marchesin) relizaron tareas específicas del puesto. Por el otro, los titulares hicieron trabajos regenerativos en el gimnasio. Y los que fueron suplentes o tuvieron pocos minutos, se abocaron a la pelota. El dato es que junto a Pizarro (entró por Guido Rodríguez frente a Colombia), Suárez (ingresó por Agüero en el Arena Fonte Nova), Casco, Foyth, Funes Mori, Acuña, Dybala y Lautaro Martínez estuvo… Ángel Di María.

El rosarino, de 31 años, participó del 11 inicial, pero fue reemplazado por Rodrigo De Paul en el entretiempo. Su rendimiento, junto con el de Renzo Saravia, fue de los más bajos en Argentina. En cambio, el enlace ex Racing resultó el de mejor nivel, a partir de sus buenas intenciones y la incipiente sociedad que formó con Lionel Messi. El futbolista del Udinese fue parte del grupo de los titulares que trabajó en el gimnasio, símbolo de que es muy probable que frente a Paraguay juegue de entrada.

De Paul, de 25 años, ya había mostrado buena sintonía con el crack del Barcelona en los entrenamientos. Y frente a Colombia lo comprobó.

Giovani Lo Celso había terminado el partido con una pequeña molestia, sin embargo, desde el cuerpo médico de la Selección advirtieron que no corre riesgo su participación en la segunda fecha de la Copa América. Roberto Pereyra, en tanto, evoluciona de la sobrecarga muscular en la región inguinal que lo relegó en los entrenamientos desde el jueves. En las últimas horas en Salvador de Bahía también pasó por el gimnasio para continuar con su rehabilitación y estar disponible en el duelo decisivo frente a los dirigidos por el argentino Eduardo Berizzo.

¿Será De Paul por Di María el único cambio que presentará Argentina?

Fuente: 
Infobae