Sábado, 29 Abril, 2017 - 08:22

Araceli: detuvieron a Darío Badaracco, principal sospechoso de su asesinato

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El cadáver que fue encontrado enterrado en una casa de la localidad bonaerense de José León Suárez, partido de San Martín, pertenece a Araceli Fulles, la joven de 22 años desaparecida el pasado 1 de abril y que según los resultados preliminares de la autopsia murió por estrangulamiento para esa misma fecha. A su vez, este viernes por la noche la Gendarmería detuvo en el barrio porteño de Flores a Darío Gastón Badaracco, acusado de asesinar a Araceli, quien se había fugado este jueves tras declarar por tercera vez en la causa. "Sí, es el cuerpo de Araceli.

Lo reconocimos en la morgue", señaló Ricardo Fulles ante la prensa, varias horas después de que la confirmación llegara a los medios por fuentes judiciales y policiales. En medio de su dolor, se quejó por la forma en que llevaron adelante la investigación y dijo: "La fiscal (Graciela López Pereyra, a cargo de la causa) no sabe dónde está parada. Se trabajó de mala manera".

Efectivos policiales encontraron en la vivienda donde apareció el cadáver de Araceli un trozo de papel que tenía escrita la inscripción: "Auxilio, Ara", que está siendo peritado para saber si fue escrito por la víctima y bajo qué circunstancias. Este viernes los investigadores custodiaron la vivienda en la que fue encontrada asesinada Araceli, y que pertenece a Badaracco, el principal sospechoso del femicidio, quien se dio a la fuga y fue apresado por la noche en las inmediaciones de la Villa 1-11-14. La casa está ubicada en la calle Alfonsina Storni 4477, de José León Suárez y los investigadores intentaban determinar si fue la escena del crimen, o si la mataron en otro lugar, y luego la enterraron ahí. Badaracco fue atrapado en la intersección de Cobo y Curapaligüe, por un grupo comando de Gendarmería y luego trasladado a la comisaría 38, en Bonorino al 200.

En el momento de la detención, los gendarmes detectaron al sujeto en la vía pública en esa zona de la Capital Federal y admitió ser el hombre buscado, por lo que fue reducido inmediatamente. Según precisó el parte policial, Badaracco "fue reconocido por vecinos en inmediaciones" en esa esquina del Bajo Flores y, de esta manera, todos los sospechosos por el asesinato de Araceli Fulles están detenidos.

El cuerpo de la joven, que estaba en posición cubito dorsal con extremidades inferiores flexionadas hacia atrás, fue encontrado desnudo a unos 35 centímetros de profundidad bajo una losa de cemento y material de construcción. Tras la realización de la operación de autopsia, los peritos determinaron que Araceli tenía una comprensión en el cuello, similares a las maniobras por estrangulamiento. La autopsia se realizó en el Hospital Carrillo del partido de Tres de Febrero y los peritos trabajaban en las heridas defensivas que podría presentar el cuerpo.

Además, los forenses tomaron muestras para confirmar si la víctima fue abusada sexualmente y también se realizó un examen toxicológico para saber si en el cuerpo se encuentra alcohol o drogas. Otras de las pruebas que tendrá en cuenta la fiscal del caso es material que personal de la Policía Científica secuestró de la vivienda y también muestras de tierra que serán analizadas para determinar en qué fecha fue enterrado el cadáver.

La causa tiene hasta el momento seis hombres detenidos y el principal sospechoso que permanece prófugo, Darío Gastón Badaracco, de 29 años, vivía hasta este jueves en la casa donde se encontró el cuerpo de Araceli. Badaracco, según pudo saber NA de fuentes policiales, tiene tres causas penales: una de ellas es del año 2012 por el delito de tentativa de robo agravado en San Martín; otra es de 2013, por encubrimiento, y la tercera es de 2014 por robo, también en el distrito de San Martín. La fiscal Lopez Pereyra, de la Unidad Funcional de Instrucción N°2, lo indagó a Badaracco en tres oportunidades y lo dejó libre.

Hasta el momento se encuentran detenidos, acusados de "homicidio agravado", Jonathan Avalos, de 29 años; Marcos Antonio Ibarra, de 32; Emanuel Avalos, de 25, y Carlos Cassalz, quien tiene antecedentes penales por tenencia y portación ilegal de arma de guerra. Trascendió que Cassalz estuvo detenido como presunto integrante de una banda de secuestradores que habría privado de la libertad al hermano del futbolista Juan Román Riquelme y en el año 2001 a Abraham Awada, padre de la primera dama. También están detenidos por el delito de "encubrimiento" Hugo Cabanas, de 46 años, y Marcelo Ezequiel Escobedo, de 37, que son compañeros de trabajo de Badaracco. En el marco de la investigación por la desaparición y asesinato de la joven, tres efectivos de la Policía Bonaerense fueron separados de sus cargos. Fuentes policiales informaron a NA que los desafectados son el subcomisario Hernán Humbert, a cargo de la comisaría octava de Villa Concepción, de San Martín; el oficial principal, José Gabriel Herlein, de la 5ta de Billinghurt, también de San Martín; y el oficial subinspector Elian Ismael Avalos, del Comando de Patrullas de Tres de Febrero. Los dos primeros fueron separados por sus actuaciones en los rastrillajes y de manera preventiva. Mientras, el tercero es hermano de dos de los seis detenidos y se sospecha que pudo haber ayudado a los implicados en el crimen.

El cuerpo de Araceli será velado hasta las 11, y luego sus restos serán inhumados en el cementerio municipal de San Martín.

Fuente: 
NA.